advertisement advertisement
Buscar
  • Escribe al menos 3 letras para buscar.

No le ruegues a una persona que ya demostró no quererte en su vida

Por tu propio bien

Que no se te olvide...

No le ruegues a una persona que ya demostró no quererte en su vida, te estás aferrando a una idea que no será una realidad, ese deseo sólo se quedará en tu cabeza.

Te puede interesar

10 películas que te recordarán que el amor romántico y perfecto no existe

5 razones por las que él te busca, aunque no quiere una relación contigo

¡Échale un ojo al Facebook de Hey Hey Hello! 😉

Cuando amamos a alguien y nos apegamos a su persona, dejamos que las despedidas se conviertan en experiencias en donde el dolor y la decepción se apoderen de nuestro estado de ánimo.

Lo triste es que el amor también implica soltar, dejar ir, ver a la otra persona mientras se aleja rumbo a su propia felicidad o realización.

Advertisement

Así que, cuando una persona no quiera estar a tu lado, no le ruegues que se quede, permítele que se vaya.

Seguirá su curso y tú el tuyo, ambos tienen la posibilidad de escribir otro capítulo más pero ya no de la mano.

Déjalo encontrarse con lo que la vida le tiene preparado…

Si ya no quiere tenerte en su vida o no del modo que tú deseas, debe seguir su camino.

Lo mejor que puedes hacer por ti y por tu paz mental es aceptar que todo terminó.

Claro, es normal que te duela, que haya lágrimas, que por momentos te sientas enojada o confundida, pero:

No puedes ni debes intentar retener algo que ya no es para ti.

Desde el momento en el que el otro te suelta, necesitas abrir lo ojos y enfocar tu corazón en donde nunca debió dejar de estar su energía, en ti misma.

Una persona no es tu felicidad, tú eres tu propia fuente de paz, felicidad y plenitud.

Es importante que sueltes a una persona que ya no quiere quedarse a tu lado.

El amor es como un puente, si uno de los extremos está dañado, el puente ya no tiene equilibrio, se pierde la reciprocidad y así, ya no funciona el camino del amor.

Por otro lado, tú vales el que una persona se quede, eres suficiente, eres única.

Quizá debas trabajar en ti lo que el destino intenta enseñarte con estas experiencias.

Reflexiona, qué es lo que puedes aprender de este dolor, seguir siendo tú pero en tu mejor relación contigo misma.

Quizá a amar sin apego, quizá a manejar tus expectativas, a dejar de idealizar, a irte en el momento indicado…

Ruégate a ti misma el no dejar de quererte, menos por alguien que se puso en una posición en la que podría perderte.

No te derrumbes por una persona a la que le da igual tenerte en su vida o no, deja que su ausencia se convierta en un espacio vacío para que llegue algo mejor.

Valora a los que se queden a tu lado, aquellos que te han visto caer y levantarte, aquellos que están sin ser llamados.

No le ruegues a una persona que quiere algo diferente a ti.

Tú serás suficiente para la persona indicada.

Síguenos en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

Advertisement