advertisement advertisement
Buscar
  • Escribe al menos 3 letras para buscar.

Esta miniserie de Netflix me puso la piel chinita… ¡Tienes que verla!

¡Para nunca olvidar!

Qué horribles casos

Como cada mañana, encendí la televisión para que me acompañara durante mi desayuno, después de hacer algo de ejercicio y pasear a mi perro, me gusta escuchar Netflix en lo que hago mi rutina doméstica, esta vez, le di play a lo primero que me sugirió y fue una miniserie que me puso la piel chinita

Te puede interesar

El error que no me permitió conquistar su corazón

7 mensajes que lo están alejando de ti

¡Échale un ojo al

Advertisement
Facebook de Hey Hey Hello! 😉

Decir que dejé el sartén con la estufa encendida no es mentira, lo que estaba oyendo me fue interesando al grado en el que ya no me conformaba con escuchar el programa, necesitaba verlo para creer lo que narraban.

Sé dócil: oración y obediencia

La miniserie de Netflix que me puso la piel chinita Sé dócil: oración y obediencia, un documental que habla acerca de la Iglesia fundamentalista de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (IFSUD).

Una religión que llevó al extremo sus ideas, llevó a la práctica sus creencias hasta convertirlas en delito.

No quiero contarte mucho al respecto pues la experiencia de ver la miniserie conlleva mas emociones que se te despiertan al conocer las historias de las mujeres que cuentan su papel en esta religión.

La Iglesia fundamentalista de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (IFSUD) llevó a la práctica la poligamia, pero todo se complica cuando se habla de menores de edad.

Warren Jeffs fue el líder de esta secta en Estados Unidos quien ejecutó muchas ideas al respecto de las uniones matrimoniales, ya que mientras más esposas tenían eran más respetados y más se ganaban el cielo.

En la secta, había hombres que tenían de 3 a 26 esposas, algunas viviendo con sus hijos en la misma casa. Incluso, hubo matrimonios entre mujeres de 17 años con hombres de 86.

La miniserie es de 4 episodios de menos de una hora cada uno… Minutos llenos de terror, dolor y locura.

Síguenos en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

Advertisement