Buscar
  • Escribe al menos 3 letras para buscar.

¿Tu hijo padece dislalia? Identifica los síntomas

No te alarmes y actúa

Escúchalo con atención

Empezaremos por decirte qué es la dislalia: se trata de un trastorno del lenguaje en el cual, los niños no pronuncian bien las letras de algunas palabras.

Esto llega a ser normal en los primeros años (dislalia evolutiva), pero si después de los cuatro años se siguen manifestando estos problemas de articulación, ya es una señal de que tu hijo podría padecer dislalia.

Una niña o un niño con dislalia, puede omitir, distorsionar o sustituir la pronunciación de uno o más fonemas al hablar, por ejemplo, en lugar de pronunciar “sopa”, dirá “opa” o “dopa”; en vez de decir “tres”, dice “tes”.

Existen cuatro tipos de dislalia:

1-Dislalia orgánica
Es la que se presenta porque el niño tiene algún defecto físico en los órganos que intervienen en la articulación de las palabras, como los labios, la lengua, el paladar, la nariz, la mandíbula, etcétera.

2-Dislalia fisiológica
Esta se presenta cuando los órganos que utiliza el niño al hablar aún no están maduros para lograr una articulación adecuada, esto es lo que pasa en los pequeños durante los primeros años de vida.

3-Dislalia Audiógena
Esta se debe a defectos en el sistema auditivo del niño, al no poder escuchar correctamente, no aprende a pronunciar las palabras de forma adecuada.

4-Dislalia Funcional
Este trastorno se presenta cuando hay un funcionamiento anormal de los órganos periféricos del habla, es decir, que los órganos se encuentran en buen estado pero no funcionan de manera correcta.

Por otro lado, puede aparecer cuando el nivel económico y cultural en el que se desarrolla el niño no tiene como prioridad enfatizar en la correcta pronunciación y los padres permiten que el problema avance al no corregirlo o no distinguir su mala pronunciación.

El tipo de dislalia más común es la funcional y las letras cuya pronunciación es la que se les complica a los niños con dislalia son: r, s, z, l, k y ch.

Así que si tus hijos pasan los cuatro años y notas que aún no son capaces de articular bien palabras con estas letras, ve con el pediatra para que examine a tu hijo y si lo considera necesario pueda canalizarte con el logopeda o un especialista en audición y lenguaje.

Existen juegos y terapia que ayudan a tratar el trastorno, así que no te alarmes y actúa.

via GIPHY