advertisement advertisement
Buscar
  • Escribe al menos 3 letras para buscar.

Señales que te envía tu cuerpo para que comiences a hacer ejercicio

¡Lo necesitas!

Y mucho…

El cuerpo es muy sabio, por esto, te advierte cuando algo no está bien, incluso, cuando necesitas hacer ejercicio de forma urgente.

Y no se trata de que hayas subido de peso o que tu cuerpo haya cambiado físicamente, sino que internamente no la está pasando bien debido a tu vida tan sedentaria.

Te recomendamos:

La serie que te inspira a terminar con todas tus relaciones tóxicas

Estos son los mensajes que te envía un hombre que no quiere nada serio contigo

¡Échale un ojo al Facebook de Hey Hey Hello! 😉

Por esto, te envía señales muy directas, para que comiences a mover más tu cuerpo y te preocupes por tu bienestar.

Sobre todo, si pasas muchas horas sentada, nunca haces ejercicio, comes mal o estás estresada todo el tiempo.

Lejos de ser un pasatiempo, una actividad con fines estéticos o un requisito para bajar de peso, hacer ejercicio es una acción que necesita nuestro cuerpo, por esto, te contamos sobre esas alertas que te envía y con las que te pide un poco de movimiento…

Advertisement

Señales que te envía tu cuerpo para que comiences a hacer ejercicio

1. Cada día pierdes más movimiento.

Al no hacer ejercicio, tus músculos se atrofian, además de que varias habilidades motoras se ven afectadas, por ejemplo, que no tengas buenos reflejos.

Por esto, tu cuerpo se siente pesado y te es difícil realizar actividades sencillas. Incluso, cuando haces algo fuera de lo normal, los huesos te truenan o tienes dolores.

Y esta es una señal clara de que la actividad física no está presente en tu día y que debes comenzar a implementarla.

2. Te enfermas mucho.

Tal vez, creas que el ejercicio no tiene nada que ver con tu salud o con que seas propensa a enfermarte, pero es una realidad que los científicos han comprobado.

Esto se debe a que hacer ejercicio promueve una buena circulación, lo que permite que las células y las sustancias del sistema inmune se muevan a través del cuerpo libremente y hagan su trabajo de manera eficiente.

Por lo que si pasas más de la mitad del año enferma, es porque tu cuerpo no está teniendo los beneficios que el ejercicio le brinda.

3. Tienes depresión.

El ejercicio aumenta la producción de sustancias químicas como la dopamina y la serotonina que promueven el bienestar y mejoran el estado de ánimo.

Mover tu cuerpo aumenta el flujo sanguíneo al cerebro, lo que hace que el cuerpo libere endorfinas, que es el antidepresivo casero que te brinda tu cuerpo y libera serotonina, que eleva el estado de ánimo.

Al nunca ejercitarte, no le brindas a tu cuerpo los analgésicos naturales que produce y por esto no tienes ánimo de nada e incluso, puedes padecer de estrés, ansiedad y depresión.

4. Falta de aliento.

Que subas 10 escalones o camines dos calles y te quedes sin aliento, no es una buena señal.

Si no que es un reflejo de que tu sistema cardiovascular está desacondicionado y necesitas ejercitarte.

Tal vez, creas que al hacerlo, te quedarás sin aliento o tu respiración será forzada, pero con el tiempo, estos problemas desaparecerán, porque el ejercicio te brindará anticuerpos y beneficios para solucionar este problema.

5. No puedes dormir.

Realizar una actividad física de forma regular promueve un descanso reparador, ya que ayuda a regular el ritmo circadiano, que a su vez sintoniza y controla los ciclos de sueño.

Por lo que si sufres de insomnio o siempre estás cansada durante el día, podría ser una señal clara de que te falta ejercitarte.

6. Estreñimiento.

La actividad física frecuente estimula el funcionamiento intestinal, por lo que evacuar de forma regular y sin esfuerzo.

Sin embargo, si te cuesta hacer del baño, es momento de realizar una actividad física que te ayude a mejorar este problema.

Síguenos en nuestras redes sociales: Facebook, TwitterInstagram y TikTok.

Advertisement
Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement