advertisement advertisement
Buscar
  • Escribe al menos 3 letras para buscar.

Conoce los tipos de autocuidado y cómo te cambiarán la vida

¡Ahora es cuando!

Toma nota

¿Has escuchado hablar del «autocuidado»? Aquí te explicaremos en qué consiste, por qué es importante y cómo te cambiará la vida para bien.

Te puede interesar

5 formas en las que un hombre que te ama te consiente cuando están a solas

7 cosas que una mujer excepcional merece en una relación amorosa

El autocuidado es un concepto relativamente nuevo, aunque seguramente en la práctica es tan antiguo como las culturas.

El autocuidado es considerado por la OMS com «la capacidad de las personas, las familias y las comunidades para promover la salud, prevenir enfermedades, mantener la salud y hacer frente a las enfermedades y discapacidades con o sin el apoyo de un proveedor de atención médica».

Advertisement

Sin embargo, queremos que esa definición la traduzcas en cómo afecta, altera o beneficia el autocuidado a tu vida diaria.

Para ello, primero necesitas preguntar si llevas a cabo el autocuidado. ¿Sí o no?

¿Qué tanto procuras tu salud física, mental, espiritual y sexual? ¿Qué tanto buscas tu bienestar, incluso, financiero?

Es decir, piensa qué es lo que haces a diario para cuidarte a ti misma en todas las formas en las que puedes cuidarte.

¿Qué haces tú por ti sin necesidad de ir con un especialista o depender de que otra persona te cuide?

Tipos de autocuidado

1. Emocional.

El autocuidado emocional es alejarte de personas tóxicas, de situaciones estresantes, incluso, es perdonar a quien te lastimó.

Es vivir tus emociones, entenderlas, expresarlas y sanarlas.

2. Físico.

Aceptar, procurar y atender nuestro cuerpo y su estado de salud.

También significa prevenir e evitar riesgos que impacten nuestra salud.

3. Social.

El autocuidado social consiste en crear, mantener y procurar vínculos con personas que nos hacen bien.

Puede incluir situaciones en las que convivimos con nuevas personas por realizar una actividad que nos gusta.

4. Espiritual.

Este se refiere a la conexión que tienes contigo misma y con tus creencias.

Si bien para algunas personas puede incluir un sentido religioso, también es la meditación, la conexión con la naturaleza, inspiración, agradecimiento y todo lo que nos cultive interiormente.

5. Intelectual.

El autocuidado intelectual de refiere a ejercitar nuestra mente, estimular la creatividad y el pensamiento crítico.

Leer un libro, hacer un rompecabezas, jugar ajedrez, dibujar o tocar un instrumento musical.

6. Sexual.

Es decir, estar al tanto de nuestra salud sexual, llevar una vida sexual activa responsable con prevención y autocontrol, por ejemplo, el auto-muestreo para el VPH y los anticonceptivos autoinyectables.

7. Financiero.

Cuidar tus ingresos y tus gastos es otra forma de cuidarte.

Administrarte adecuadamente puede ayudarte a reducir estrés y a tener más disposición para llevar a cabo planes.

Como puedes darte cuenta, el autocuidado es una forma en la que ves por ti en todos los aspectos de tu vida.

Sí, puede ser comer helado de chocolate mientras ves una película en pijama un domingo por la tarde.

Pero, es un concepto más profundo que será muy útil aplicar para cuidarte y estar preparada cuando algo se presente o simplemente por llevar un estilo de vida con menos riesgo y estrés.

Síguenos en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

Advertisement