advertisement advertisement
Buscar
  • Escribe al menos 3 letras para buscar.

5 cosas que puedes hacer si no tienes dinero para ir al psicólogo

Tú puedes comenzar a cuidarte

Tú dependes de ti

A veces la vida se plantea como un cúmulo de desafíos y cuando más necesitamos ayuda es cuando menos parece llegar… 5 cosas que puedes hacer si no tienes dinero para ir al psicólogo.

Te puede interesar

11 tips para endulzar la relación y evitar conflictos

«Me lo hubieras pedido», el lema que puede terminar con cualquier relación

¡Échale un ojo al Facebook de Hey Hey Hello! 😉

Ir a terapia es de gran ayuda para cuando sentimos que todo se salió de nuestras manos (¿todo tendría que estar en nuestras manos?), sin embargo, no por necesitarlo o desearlo, podemos tenerlo.

Como muchas cosas en la vida, requiere de algo de nuestra parte, a final de cuentas es un servicio por el que se debe de pagar ya que es un profesional el que estará acompañándote en un proceso de desarrollo, evolución o conocimiento personal.

Aunque el trabajo emocional es tuyo, una persona te acompaña y te hace planteamientos para que llegues a tus propias preguntas, respuestas o conclusiones.

Ese profesional estudió para ello, así que es normal que, para vivir de ello, tenga que cobrar por su tiempo.

Advertisement

Lo malo es que son los mismos inconvenientes los que no pusieran el mar de obstáculos para mantenernos comprometidos, por ejemplo, el no tener dinero para ir a terapia.

no-tengo-dinero-ir-al-psicologo-terapia

Unsplash/Thought Catalog

La falta de recursos es un factor que puede desanimarnos, sin embargo, siempre se puede hacer algo al respecto.

5 cosas que puedes hacer si no tienes dinero para ir al psicólogo

Si no tienes dinero para ir al psicólogo, no lo eches en saco roto, sólo posponlo, por lo mientras trabaja en ti haciendo lo siguiente.

1. Hazte de una libreta.

Si tienes una libreta viejita con algunas hojas libres, perfecto, pero si el bolsillo te lo permite, compra una libreta ya que será tu compañera.

La libreta será una forma de materializar tus pensamientos y emociones. Será tu cómplice y testigo de todo lo que sientes.

2. Escribe.

La libreta tiene una función que deberás poner en práctica mediante la escritura. Escribirás en ella varias veces al día:

*Por las mañanas, al despertar, escribirás un agradecimiento. Sí, diario, escribirás algo que agradecer al inicio del día.

El agradecimiento es de cosas sencillas o más complejas, desde el sabor de tu taza de café hasta que te pagaron el dinero que te debían, el objetivo es AGRADECER.

*En la tarde, volverás a escribir, esta vez para expresar cómo te sientes y por qué crees que te sientes así, es decir, el motivo por el que quizá estás ansiosa, triste o feliz.

*Por la noche, será otra oportunidad para agradecer algo de ese día vivido.

*Cuando una situación esté alterando tu estado de ánimo. Supongamos que tu día iba «normal», pero discutes con tu pareja y eso te hace sentir de X manera. En al libreta escribirás, por ejemplo, «me sentía bien pero pelee con mi esposo porque no quiso tirar la basura y eso me hizo sentir incomprendida y sola en las labores domésticas».

También puede ser al revés, «estaba triste pero mi vecina me regaló una rebanada de pastel y eso me hizo sentir mejor, estaba delicioso».

Si durante el día se aparecen 5 circunstancias significativas que detecten cambien tu estado de ánimo, escribirás esas 5 circunstancias.

Al final del día ese cuaderno será un mapa de tu presente, de tus emociones, de tu construcción mental, de aquello que te perturba y te motiva.

Escribe todo lo que se te ocurra…

3. Enfócate en el tiempo para ti.

Como puedes notar, escribir lo anterior puede robarte un poco de tiempo entre todas tus actividades.

Pero es lo mínimo que debes hacer por ti. Si no estás consciente de que NECESITAS darte tiempo a ti, a tus emociones, a tus pensamientos y a ser tú como prioridad, entonces, con mayor razón no olvides que en la primera oportunidad necesitas ir a terapia.

4. Aplica el autocuidado.

¿Sabes lo que es el autocuidado? Necesitas ponerlo en práctica.

Si quieres saber más de autocuidado da click aquí.

5. Ahorra.

Sí, sabemos que puede ser complicado, pero no necesariamente, tienes que ahorrar los miles de pesos para ir al psicólogo, ahorra el dinero porque en algún momento sabrás en qué invertirlo.

Si es para comprarte un tinte de cabello, ¡adelante! O quizá para ponerle una recarga a tu celular y pedir ayuda psicológica en una línea gratuita, ¡perfecto!

También podría ser para empezar un negocio que te permita sentirte plena… Ninguna idea que te haga sentir bien y que no le haga daño a nadie puede ser equivocada. ¡Sueña!

Si no tienes dinero para ir al psicólogo, puedes comenzar con amor propio para ver por ti.

TIP EXTRA:

Haz una playlist con todas las canciones que te suben el ánimo y escúchala cada que tu corazón necesite paz.

El Call Center de la Facultad de Psicología (UNAM), lunes a viernes de 8 de la mañana a 6 de la tarde, a través del número 5556222288.

SEP: 55 3601 7599 y 800 288 66 88.

Locatel: 55 5658 1111

Síguenos en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

Advertisement