advertisement advertisement
Buscar
  • Escribe al menos 3 letras para buscar.

No tender la cama es bueno para tu salud (según la ciencia)

¡No lo creemos!

¡Ojo! Esto te interesa...

Desde pequeños nos han enseñado que debemos tender nuestra cama antes de salir de casa o inmediatamente después de levantarnos.

Para algunas personas es una tortura tender la cama, pues sienten que no es necesario hacerlo, ya que en la noche volverán a destenderla.

Te recomendamos:

7 cosas que haces por (des)AMOR y que te restan valor

4 frases que él te dice cuando ya no siente nada por ti

Hay otros, que piensan que no hay ningún problema por no tenderla y prefieren evitarse la fatiga de realizar esta “actividad pesada”.

Por supuesto, que también existen los que ya han hecho toda una rutina y les fascina dejar su cama impecable antes de salir.

Sin embargo, tender la cama no es lo mejor para ti, o al menos así lo asegura un estudio…

No tender la cama es bueno para tu salud

Dejar la cama destendida por horas, por días o incluso dormir con la cama sin tender y solo sacudirla es una práctica que beneficia a tu salud.

Un estudio de la Universidad de Kingston investigó que los ácaros solo viven en una ambiente húmedo y tibio, por lo que, si dejas tu cama sin tender todo el día, estos se deshidratarán y se morirán en cuestión de horas.

El estudio recomienda que no tiendas tu cama de forma inmediata, es decir después de despertarte. La investigación señaló que todas las células que desechamos durante la noche son un alimento para los ácaros.

Estas se reproducen gracias a la humedad y si la cama no tiene ventilación provoca que sigan apareciendo estos animales.

Una cama alberga 1.5 millones de ácaros en promedio, los investigadores detallaron que los ácaros son detonantes de alergias y enfermedades respiratorias como el asma.

Los ácaros solo se desarrollan en ambientes cálidos y húmedos, como el sudor que se genera cuando dormimos.

Si comenzamos a dejar la cama destendida podremos evitar estos animales, respirar mejor durante la noche y descansar correctamente.

Sin embargo, este acto debe estar acompañado de una limpieza constante de las sabanas, cobijas y almohadas, así como de la habitación.

También es importante ventilar la habitación, abrir ventanas y cortinas, para que entre la luz solar y el aire puedan combatir los ácaros.

Síguenos en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.