advertisement advertisement
Buscar
  • Escribe al menos 3 letras para buscar.

10 cosas que me dijo mi nutriólogo e hicieron la diferencia para que perdiera peso

¡Necesitas seguirlos!

¡Para sentirte mejor!

La diferencia entre perder peso y sentirte bien con tu cuerpo es el amor propio…

Desde que tengo memoria, he tenido muchos problemas con mi peso, primero yo no me sentía cómoda y después me sentí juzgada por los demás así que decidí visitar a un profesional para bajar de peso.

Mi nutriólogo me hice sentir cómoda desde el día uno, entiendo mis razones por las que quería perder peso y realizo un plan de acuerdo con mi estilo de vida.

Sin embargo, no solo fue toma tu dieta, has mucho ejercicio y únete al estereotipo de estar súper delgada para sentirte bien, me dijo algo que hizo la diferencia para que yo me atreviera a cuidarme más.

Te recomendamos:

Lily James y Chris Evans ya no están juntos (y tal vez nunca lo estuvieron…)

El método más simple para empezar a vivir con ganas

Cuida tu alimentación porque amas tu cuerpo, no porque lo detestas; fueron las palabras que explotaron en mis oídos y en mi corazón.

Él me dio herramientas que necesito para sentirme cómoda en mi propio cuerpo y cuidarme porque me amo y no porque quiero ser “perfecta”.

Sí, me ha costado mucho trabajo seguirla y he recaído en los malos hábitos alimenticios, sin embargo, siempre regreso al camino que me hace sentir bien.

Y si tú quieres perder peso, comer más saludable o simplemente tener un estilo de vida que te haga más feliz, debes seguir estas recomendaciones:

10 cosas que me dijo mi nutriólogo e hicieron la diferencia para que perdiera peso

1. No es una dieta es un estilo de vida.

Considera la pérdida de peso un cambio de estilo de vida, no una dieta.

A menos que vayas a estar en una dieta por el resto de tu vida, vas a volver a tu antigua forma de comer, y es probable que recuperes el peso que has perdido.

Comer alimentos nutritivos crudos e integrales tiene que convertirse en un hábito diario.

2. Pastar como una vaca…

Suena feo, pero no lo es. Las frutas, verduras y hierbas nos brindan grandes beneficios. Debes consumir gran cantidad de ellos para obtener sus propiedades y así sentirte mejor.

No todo en la vida es azúcar y papitas.

3. Comienza tu entrenamiento frente al espejo.

Párate frente a un espejo y mírate a los ojos. No mires el piso o comiences a ver tus “imperfecciones”. Pasa unos minutos ahí. Mírate a ti misma por lo que eres ahora.

Enumera mentalmente tus atributos y date cuenta de que ya eres una mujer maravillosa.

Así podrás empezar tu rutina con positivismo y no con la mentalidad de “acabar” con lo que no te gusta.

4. Di una frase positiva.

Cuando estás luchando con el espejo o con cualquier otro ejercicio, repite una frase o una palabra positiva en tu cabeza, te puede dar fuerza para empujarte a través del miedo y la duda

5. Haz una lista con canciones.

La música correcta puede hacer una sesión de ejercicios inspiradora y edificante, y motivarte para seguir adelante.

Cuando es tu música favorita, puedes perderte en ella, y antes de que te des cuenta, la hora se ha acabado.

6. Mantén un diario de tus nuevos hábitos.

Esto te permite reflexionar sobre el día, tal vez detectar en qué momento caes ante las tentaciones.

También te da la oportunidad de fijar metas y seguir tu progreso para que puedas ver lo lejos que has llegado.

7. Toma selfies.

Olvídate del peso, la masa muscular y las calorías. Si quieres ver la diferencia de que estás perdiendo peso, será con fotografías.

Realiza una sesión de fotos cada semana, con el paso del tiempo te darás cuenta de que tus fotografías y cuerpo te demostrarán que te ves y te sientes mejor.

8. Vístete para el éxito.

Usa ropa que te haga sentirse bien contigo misma. Si amas tus brazos, usa blusas sin manga. Si te gustan tus piernas, usa faldas.

A medida que progresas, permítete derrochar una nueva parte de ti.

9. Dile sí al entrenamiento de fuerza.

Muchas mujeres temen a las palabras “entrenamiento de fuerza” pero es absolutamente esencial.

No sólo ayuda a ponerse en forma mediante la construcción de músculo y quemar grasa, sino que también ayuda a aumentar la densidad ósea y defenderse contra la osteoporosis.

Además, una gran sesión de entrenamiento de fuerza es la manera perfecta para manejar el estrés y quemar energías.

10. Trabaja en equipo.

Gran cantidad de investigaciones sugiere que el ejercicio con un amigo aumenta la iniciación en un programa de entrenamiento ya que los compañeros aportan motivación.

Ambos pueden ponerse en forma, divertirse haciéndolo y conseguirlo más rápido.

Síguenos en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.