advertisement advertisement
Buscar
  • Escribe al menos 3 letras para buscar.

¿Tienes flojera o estás agotada emocionalmente? ¡Descúbrelo!

¡No te confundas!

¡Te contamos!

Muchas veces, confundimos la flojera con estar agotada emocionalmente, creemos que es cuestión de ganas y no vemos que hay un problema importante.

Estar agotada no significa que no seas capaz de hacer las cosas, si no que todo lo que estás haciendo está jugando en tu contra.

Te recomendamos:

La gran diferencia entre amar y ser amada

Señales de que él no es bueno para tu salud mental

¡Échale un ojo al Facebook de Hey Hey Hello! 😉

Tus acciones son automáticas o por obligación, pero no porque te sientas inspirada o porque deseas hacerlas.

Si solo fuera flojera, se te quitaría al comenzar a realizar las actividades que te apasionan o con el paso de las horas.

Pero notarás que estás agotada porque ese sentimiento no se va y aumenta con el paso del tiempo.

A continuación, te decimos algunas señales de que estás agotada y es momento de hacer un cambio importante en tu vida…

Advertisement

¿Tienes flojera o estás agotada emocionalmente? ¡Descúbrelo!

1. No tienes motivación.

El agotamiento emocional sucede principalmente en el trabajo, debido a las exigencias o al ambiente laboral tóxico.

Tal vez, no encuentres la motivación para seguir adelante porque estás en el lugar incorrecto.

Sabrás que es así porque no hay apoyo, tampoco un equipo y menos un salario justo.

estres-eustres-distres-computadora-trabajo
Unsplash/Victoria Heath

2. Estás harta de lo mismo.

Tu rutina diaria no solo es cansada, también tediosa y repetitiva. Tanto que siempre ocurren los mismos problemas y no se terminan de resolver de una forma favorable.

No importa si haces un cambio dentro de tu rutina o si das lo mejor de ti, no puedes escapar de los malos hábitos de otros.

Porque siempre regresas al caos y al aburrimiento del día a día.

3. No tienes el apoyo que necesitas.

No puedes apoyarte de nadie y no porque creas que puedes con todo, sino porque no hay un equipo en tu trabajo ni en tu día a día.

Incluso, en tu zona de confort y personal, has mencionado tu malestar o aquello que te preocupa, pero has sido ignorada.

Y esto quiere indicar que necesitas otro tipo de ayuda y hasta de amigos. Te estás rodeando de las personas equivocadas y esa puede ser la razón por la que no avanzas.

4. Estás trabajando demasiado.

Sabrás que estás agotada emocionalmente y hasta físicamente porque no te permites descansar ni tomar un respiro.

Crees que todo el tiempo debes trabajar o esforzarte más para lograr tus metas, pero aún así no llegas a donde quieres.

El problema aquí es que ya no puedes más y sigues exigiéndote, lo que provoca que hagas mal las cosas o tomes decisiones erróneas.

Entendemos que la ansiedad te atormente y te hace creer que necesitas seguir trabajando…

Pero es momento de tomar un respiro, descansar y buscar un método que te ayude a lograr las cosas sin tener que acabar contigo en el camino.

5. No estás descansando lo necesario.

Dormir 4 horas, desvelarte, padecer de insomnio o tener todo el tiempo pesadillas y un mal descanso no es nada normal y menos sano.

Una razón poderosa por la que te sientes agotada emocionalmente es porque tu cuerpo, mente y cerebro no han podido tener el descanso adecuado.

Descansar no es un lujo, sino una necesidad que debes cubrir para sentirte mejor.

¡Ojo con esto!

Si has notado que no es flojera y es algo más, es importante que te acerques con un especialista para que te ayude y apoye de la forma correcta.

Porque no se trata solo de falta de ganas de trabajar o de hacer las cosas, sino que ya no estás feliz en ese lugar y debes buscar algo que te brinde paz y felicidad.

Síguenos en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

Advertisement