advertisement advertisement
Buscar
  • Escribe al menos 3 letras para buscar.

¿Quieres dejar de procastinar? Intenta estos 5 pasos

Toma nota

Trabaja en ti

Cuando de procastinar se trata, a veces, somos las #1 y nos llevamos un reconocimiento, pero para dejar de procastinar o no hacerlo, hay más desafío y si estás leyendo este artículo es porque lo sabes muy bien.

Te puede interesar

Este tipo de hombres son los mejores en la cama (según expertos)

Si haces esto, estás asegurando que fracase tu nueva relación

¡Échale un ojo al Facebook de Hey Hey Hello! 😉

A veces, no nos damos cuenta y ya estamos procastinando, desviando nuestra atención hacia aquellas tareas que no nos cuentan tanto o que nos gustan mucho y postergando aquellas que no queremos hacer consciente o inconscientemente.

¿Quieres dejar de procastinar?

La realidad es que procastinar puede estar reflejando algunas emociones no trabajadas y necesitas atenderlo.

Sin embargo, te damos unas recomendaciones para dejar de procastinar que puedes aplicar desde ya.

Advertisement

1. Acepta que procastinas.

Pareciera lo más lógico y obvio… Sí, puede ser, sin embargo, eso no lo hace más fácil o más rápido.

Si no aceptas que eres una persona que procastina, que dejas una o varias tareas para después o que no estás optimizando tu tiempo, energía y recursos, no podrás dar el primer paso para dejar de estar dejando todo para ultima hora.

Necesitas dejar de procastinar el aceptar que procastinas para no seguir procastinando.

2. Identifica qué es lo que te distrae y frena tu atención.

Tus fuentes de distracción, aquello que te aleja de lo que deberías hacer, ¿las notificaciones del celular? ¿Las suscripciones a las plataformas de Streaming? ¿Tu cama destendida diciéndote «ven»?

El que puedas identificar lo que te distrae te permite ponerle un fin, o al menos, trabajar en ello.

Por ejemplo, si al estar en la computadora abres Facebook y ves la pestaña como algo tentador.

Asúmete como una adulta y no abras Facebook para no ver la pestaña todo el tiempo y darle click de forma inocente.

3. Organiza tu tiempo.

Esto te debe funcionar como un paso fundamental.

Organízate de tal manera que tengan prioridad las tareas más complejas, difíciles o que menos te gusten.

Y, consciente de tu planeación, haz pausas cada determinado tiempo con una duración corta que debes respetar para hacer otra actividad.

Por ejemplo, retomemos el ejemplo anterior de la pestaña de Facebook.

Si estás trabajando en la computadora desde las 9 de la mañana, no abras Facebook, hasta que termines el 100% de tu primera tarea o, hasta 2 horas después por sólo 5 minutos para continuar con tus labores.

4. Mentalízate.

Mentalízate a cumplir tus prioridades y a cumplir con tu palabra para no ser permisiva.

Esto es poco a poco pero empieza en ti, en ir generando esa voluntad y la disciplina necesarias para hacerlo.

No esperes dejar de procastinar de la noche a la mañana, pero sí haz pequeños avances diarios.

5. Ritual previo a tu rutina.

Expertos sugieren que antes de entrar a tu rutina en la que suelen estar las tareas que procastinas, hagas un ritual amable contigo.

Si seguimos el mismo ejemplo, antes de sentarte en la compu, prende incienso, tómate un café y revisa las portadas de periódicos. A las 9 siéntate en la computadora y comienza sin distracción enfocada en el aquí y en el ahora.

Dejar de procastinar puede ser complejo, pero sí se puede, es cuestión de voluntad.

Síguenos en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

Advertisement