advertisement advertisement
Buscar
  • Escribe al menos 3 letras para buscar.

Conoce cómo tu mentalidad es lo que te hará «bajar de peso»

Cuidarte es un acto de amor propio

¡Cuida tu templo!

Conoce cómo tu mentalidad es lo que te hará «bajar de peso», libérate de cualquier prejuicio y lee a continuación.

Te puede interesar

Comprarles una casa a tus padres no les dará felicidad, pero esto sí…

10 tips para enamorar a un hombre de carácter fuerte

A veces no nos podemos a dieta porque sabemos que el esfuerzo será en vano y si esto se suma a la poca afición al ejercicio, estamos haciendo un combo perfecto para ganar kilitos extras.

Nosotros creemos firmemente que, antes que ir a los actos por bajar de peso, debemos cambiar nuestra mentalidad.

Dejemos de pensar que para bajar de peso debemos dejar de comer…

Trabaja primero tu mentalidad y en tu consciencia

Te queremos invitar a que lo pienses como será un cambio de ESTILO DE VIDA, así, será más importante que simplemente ponerse a dieta o no comer pan dulce en el desayuno.

Piensa que será un compromiso que tomarás poco a poco, no puedes lograr un cambio drástico de la noche a la mañana, así que deberás ser paciente contigo y con tus hábitos.

Habrá cosas que incluso debas desaprender y que lleves viendo o haciendo desde que eres niña.

Sé amable contigo y concibe que lo que guardas en tu refri, en tu alacena y en tu mesa, irá siendo diferente poco a poco, al igual que lo que se se sirve en tu plato.

Lo haces por tu salud, la apariencia será un extra

Queremos que pienses que cuidar lo que comes es un acto de amor propio que no sólo obedece tus ganas de verte en el espejo con un cuerpazo.

Piensa que los hábitos de hoy se reflejarán en tu salud mañana, así que si quieres una buena calidad de vida, necesitas cuidar tu alimentación, entre otras cosas.

Come cosas que te gusten

Pero cuida las porciones, horarios y qué tan seguido estás consumiendo este alimento que es menos nutritivo pero que te hace feliz.

Piensa en cómo puedes irlos alternando para que tu forma de alimentación sea más sana.

Haz ejercicio por cuidar tu templo, no por odiarlo.

Nuestro cuerpo es nuestra casa, es nuestro templo, es lo que habitamos, lo que nos lleva y nos trae. Haz ejercicio por cuidarlo, no por odiarlo o porque no te guste, ¡cambia de mentalidad!

Hazlo de la mano de un especialista

Necesitas la opinión de un nutriólogo que pueda recomendarte con conocimiento, los alimentos que deberás omitir por edad, tu peso, estatura, genética, actividades diarias, incluso, enfermedades.

No es recomendable que sólo quites los carbohidratos porque crees que engordan, en realidad necesitas un plan alimenticio especial para ti.

Descansa y toma agua

Cuidar tus horas de sueño e hidratarse, son parte de las acciones necesarias para mantenerse en forma.

Cuida tus pensamientos y emociones

No sólo cuides tu cuerpo, necesitas cuidar tus pensamientos y tus emociones porque también pueden reflejarse en tu apariencia.

Mientras depuras tu exterior, trabaja en tu interior. Cambia tu mentalidad y recuerda, cuidarte es un acto de amor propio.

Síguenos en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.