advertisement advertisement
Buscar
  • Escribe al menos 3 letras para buscar.

13 cosas que debes considerar al escoger tu vestido de novia

Que no te falle lo básico en tu elección

Toma nota

Escoger el vestido de novia ideal no tiene que ser tan difícil, pero sabemos que en la realidad, se puede complicar la decisión.

Te recomendamos

5 cosas que él hace para demostrarte que te ama (está loco por ti)

¿Quieres una pareja estable? Esto es lo que debes encontrar en ella

Hay mujeres que cuando se visualizan en el altar, ya saben el modelo que quieren, otras empiezan a ver revistas e imágenes para confundirse más.

Por eso, queremos darte una lista de tips para escoger tu vestido de novia:

1. Piensa en seguridad.

Seguridad al caminar, al alzar los brazos, al agacharte a un abrazo, al ir al sanitario…

Pensar qué tan seguro es te dará comodidad, así que es importante que su corte, material y ejecución, correspondan a lo que te hagan sentir bien.

2. Visualiza un modelo.

Piensa si quieres dejar los hombros descubiertos, un modelo entallado, recto o amplio, y desde ese punto empieza tu búsqueda.

3. Pruébate el corte… y otros más.

Una vez que tengas un modelo en mente, pruébatelo, pero no dejes de lado la posibilidad de medirte otros cortes.

Te servirá para afirmar tu decisión o darte cuenta que, una vez puesto, no se ve como esperabas o no es lo que esperabas.

4. Escoge primero los zapatos.

Pues con estos ya podrías acudir a las tiendas a medirte el largo y el efecto total de cada vestido.

5. Ten claro qué parte de tu cuerpo quieres resaltar.

Si quieres lucir un escote en la parte del busto o espalda, incluso si prefieres resaltar tu derrière.

Así te será más fácil escoger tu vestido de novia ideal.

6. Haz las pruebas que sean necesarias.

Si ya escogiste tu vestido y le harán ajustes, es muy importante que entre todas tus ocupaciones, te des un espacio para ir a las pruebas.

No te confíes, puede ser que por los nervios o la dieta, subas o bajes de peso.

7. Mídetelo tres y un día antes.

Tres días antes estarías a tiempo para un ajuste final.

Un día antes estarías previniendo/asegurando que todo está en orden, mucho mejor hacerlo a prisas que el mero día de la boda te des cuenta de que se te baja el tirante.

8. Pide las opiniones suficientes.

Está bien que quieras compartir el proceso con las mujeres más importantes de tu vida, pero recibirás muchas opiniones.

Sé selectiva y escoge máximo 4 personas que den su punto de vista.

9. No te fijes en la marca, sino en la calidad del acabado.

Un vestido caro no asegura ser un gran vestido, busca hasta encontrar uno que te convenza en todo, el precio incluido.

Observa la tela, el hilo, las aplicaciones y qué tan bien están prendidas a la tela.

10. Pruébatelo, camina, siéntate, levántate, híncate y sube escaleras.

Esto es súper importante, no por ser un vestido tan simbólico y por querer verte hermosa, olvides que lo traerás puesto más de 8 horas.

Con él encima deberás pasar uno de los mejores días de tu vida y estarás muy activa.

11. Ensaya el ingreso a un automóvil.

Podría parecer exagerado pero ¡créeme! Tengo un caso muy cercano de una conocida que no pudo subir al auto que la llevaría a la iglesia.

El vestido entallado y el corte, impidieron que ella pudiera doblar su rodilla y enclinarse para entrar por la puerta del auto.

Tuvieron que meterla cargada casi horizontalmente en una camioneta pues el vestido le impedía moverse.

Cuando te midas los vestidos haz todos los movimientos básicos que llevarás a cabo ese día.

12. Evita comprarlo en internet.

Es un volado, puede que te salga muy bien o puede que sea un verdadero desastre. ¡Tómalo en cuenta!

13. Brillo o mate.

Otro aspecto que debes considerar es si deseas un vestido con brillos o uno mate, verás que es otro factor importante a considerar.

Sí, puedes elegir con tu emoción y tus sueños, pero no pierdas de vista que será un día lleno de movimiento para ti.

Estamos en Facebook