advertisement advertisement
Buscar
  • Escribe al menos 3 letras para buscar.

Ruido blanco, ¿el sonido que los bebés necesitan para dormir?

ZzzzZZzzzzZZZZZZzzz...

¡Es hora de dormir!

La siesta del bebé suele ser uno de los momentos más complicados, por ello, hoy hablaremos del ruido blanco, una alternativa sonora para que duerman largo y tendido.

Te puede interesar

5 cosas que construyen una re lación fabulosa

Advertisement

¿Te dijo que quiere estar solo? Necesitas leer esto

17 mensajes para coquetear tiernamente pero con buenos resultados

¡Échale un ojo al Facebook de Hey Hey Hello! ?

Tener un bebé en casa implica modificar nuestra rutina, porque esperamos que esté dormidito para poder realizar otras actividades como lavar la ropa, leer, cocinar, incluso, trabajar en la computadora.

Y, si hay un ruido estruendoso, este puede despertar al bebé quien nos requerirá nuevamente, ¿sabes de lo que hablamos?

Por ello y por si conoces a alguien que lo necesita, queremos platicarte del ruido blanco.

ruido-blanco-bebe

Unsplash/Christian Bowen

¿Qué es el ruido blanco?

El ruido blanco es un sonido compuesto por frecuencias en la misma potencia, es decir, es un ruido constante que no tiene sobresaltos o interrupciones, prácticamente mantiene el mismo volumen.

Este ruido es similar al de una secadora de cabello o licuadora pero de forma sostenida.

Al parecer, el que el sonido sea constante, fuerte pero no abrupto, logra cubrir otros sonidos que sí pudieran perturbar el descanso del bebé.

¿Qué dicen los expertos?

En general, lo recomiendan ya que diversas investigaciones han logrado comprobar su beneficio, no sólo para conciliar el sueño, también para tranquilizarlos si tienen algún malestar como cólicos.

Sin embargo, algunos señalan 2 inconvenientes que no se han podido comprobar, por un lado, sostienen que pueden acostumbrarse a dormir con el ruido blanco, otros comentan que lejos de provocar descanso, pueden estresarlos y no logran dormir al 100%.

Lo que es cierto es que el ruido blanco no es peligroso, siempre y cuando se escuche con un volumen moderado, no debe superar los 50 o 60 decibeles.

Es decir, el volumen de voz que tiene una charla común y corriente, además, la fuente de sonido debe estar mínimo 2 metros de distancia del bebé.

Te compartimos un link en el que puedes reproducir ruido blanco para tu bebé.

De los 5 a los 12 meses puedes ayudarte del ruido blanco, sin embargo, también necesitas ir acostumbrando a tu bebé a la rutina de sueño natural.

Síguenos en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

Advertisement
Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement