advertisement advertisement
Buscar
  • Escribe al menos 3 letras para buscar.

Esto es lo que me ha ayudado a tener un amor más sano

Y podría hacerle falta a tu relación

¡Toma nota!

Si quieres que tu relación sea más sana, sigue leyendo…

Después de pasar mucho tiempo soltera, de sanar mis heridas y de superar las decepciones amorosas, encontré a un hombre maravilloso.

Quisiera decir que él es perfecto, pero no es así. Ni siquiera yo lo soy, ambos tenemos defectos que nos han causado problemas, pero gracias a nuestro amor las hemos superado.

Te recomendamos:

4 lecciones que todas debemos aprender del hilo de Justin y Selena

7 señales de que eres su “velita encendida”

Sin embargo, nuestro inmenso amor no es lo que no ha llevado a tener una bella relación.

El cariño que sentimos por el otro solo fue el comienzo para que nuestra relación comenzara.

El respeto y la comunicación fueron fundamentales para que lo nuestro prosperara, pero lo único que ha logrado mantenernos juntos es esto….

La constancia

Sí, aunque te parezca extraño, eso es lo que me ha ayudado a estar con la persona correcta, ser constante y trabajar todos los días en nuestro amor.

No es que esté pegada a él todo el tiempo o quiera complacerlo en todo y tapar los problemas con mi alegría.

Lo que hemos hecho, (porque no solo es cosa mía, es algo que nos incumbe a ambos) es seguir ahí, al pie del cañón.

Demostrándonos que estamos en los momentos buenos para disfrutar y vivirlos inmensamente, pero también estamos en los días malos que queremos dejarlo todo, pero no lo hacemos, porque contamos con el apoyo del otro.

Hoy en día, es muy sencillo soltar todo y buscar algo “mejor” o más fácil, sin embargo, amar es difícil y complicado, pero vale la pena.

Lo importante es buscar a la persona correcta para ser perseverante y constante. Ya que, muchas personas te valorarán cuando muestres tu belleza exterior, pero muy pocas se quedarán cuando muestres tus demonios.

Por esto, todos los días soy constante en lo que quiero en mi relación, no lo dejó a la suerte o al destino, trabajo por él, por mí y por nosotros.

Síguenos en Facebook

Más de tu interés:

Reflexión: Si deja que te vayas, no vale la pena que regreses

9 razones por las que quiero ser mamá después de los 33