advertisement advertisement
Buscar
  • Escribe al menos 3 letras para buscar.

6 cosas que aprendes cuando sales con alguien más chico que tú

El amor no conoce de edades

El amor no conoce de edades

Por algo dicen que «nunca digas nunca»: el amor no conoce de idiomas, tiempo, color de piel y mucho menos conoce de edades.

Te recomendamos:

6 cosas que confirman que mueres de amor por tu pareja

7 señales de que tu relación se está convirtiendo en algo súper serio

¿Nunca has sentido miedo de enamorarte de alguien menor de edad por el temor al que dirán? Nosotras sabemos que no eres la primera persona a la que le pasa esto y seguramente no serás la última.

Cuando te enamoras de alguien menor la relación sí puede funcionar e incluso puedes aprender grandes cosas de esa persona. En Hey Hey Hello te diremos 6 lecciones que te llevarás al estar con alguien más chico que tú:

1. A no tomarte las obligaciones tan a pecho.

La presión de pagar la renta, la colegiatura, los servicios de la casa y hacer el súper, pueden esperar o ser más divertidos si tienes a tu lado a alguien con energía y una perspectiva más relajada.

Cuando sales con alguien más chico, su juventud puede ayudarte a olvidar las preocupaciones y en su lugar disfrutas de tomarte una copa de vino o una cerveza bien fría mientras ven la televisión o juegan en su Play Station.

2. A ignorar las críticas.

Hagas las cosas bien o mal jamás podrás complacer a todos los que te rodean. No importa lo que la sociedad diga sobre estar con alguien menor a ti, mientras tú estés a gusto con esa persona lo demás sale sobrando.

3. A ser MUY paciente.

El tiempo te ha dado experiencias y vivencias que probablemente tu pareja no tenga, por ello desarrollas mucha paciencia en todos los aspectos de tu vida.

via GIPHY

4. Eres más flexible.

Con los años es muy difícil cambiar tus gustos musicales, televisivos y literarios.

Sin embargo, cuando existe una gran diferencia de edad (más de 10 años) aprendes sobre nuevos artistas, películas y cosas que están en tendencia con el resto del mundo.

5. A enseñarle cosas nuevas.

Tú no eres la única que aprende: ellos también aprenden a escuchar a una mujer, a madurar y cómo satisfacer a una mujer en la intimidad.

6. A tener más empatía.

Una de las grandes lecciones que la vida te da con los años es a no callarse nada, pero tu pareja aún no sabe cómo expresarse de la mejor manera.

Muéstrale tu apoyo en todo momento y que entienda que siempre puede contar contigo.

¿Ya nos sigues en Facebook?

Con todo lo anterior no queremos decir que aguantes todo o te portes cómo su mamá o hermana mayor, marca tus límites desde el principio para que su relación funcione.