advertisement advertisement
Buscar
  • Escribe al menos 3 letras para buscar.

7 acciones que solo hace una mujer que se ama y respeta

¿Eres este tipo de mujer?

¡Descúbrelo!

Tener amor propio y buena autoestima, es algo difícil de lograr, pero una mujer que se ama y respeta lo tiene dominado.

No es por suerte o porque lo finja, sino que la vida, las lecciones, errores y decepciones le han ayudado a darse prioridad.

Te recomendamos:

7 mentiras que siempre dice un hombre infiel (y tú te crees)

Señales de que estás pasando un ataque de ansiedad

¡Échale un ojo al Facebook de Hey Hey Hello! 😉

Ella se ama y valora, porque sabe que de esta forma podrá obtener lo que desea y ser más feliz con su vida.

Incluso, porque tiene claro que si ella no se ama, nadie le brindará ese amor y solo jugarán con ella.

Si aún te cuesta ser una mujer que se ama y valora o quieres saber si lo estás haciendo bien, es momento de implementar estas acciones en tu vida:

Advertisement

7 acciones que solo hace una mujer que se ama y respeta

1. Te alejas de las personas que te hacen daño.

Tienes amor propio cuando te eliges a ti antes de aferrarte a una persona que te lastima o que solo quiere herirte.

Sobre todo porque no caes en sus mentiras de que eres egoísta o exageras, porque tienes claro que mereces algo mejor.

Prefieres estar sola que mal acompañada y rodearte de personas que sí te valoran.

persona-amas-dace-daño-pelea-discusion-distancia-problemas
Unsplash/Korney Violin

2. Sabes poner límites.

Aunque te ha costado, poco a poco has aprendido que el NO es un buen aliado y que poner límites te ayudará a darte tu lugar y a rodearte de mejores personas.

Ahora ya no te preocupa el qué dirán y menos complacer a los demás, sino cuidar tu mente y tu corazón.

3. Te permites sentir.

Es decir, has aprendido que no hay emociones malas o buenas y que tampoco debes sentirte bien o feliz en todo momento.

Que se vale no estar bien y sentir de todo, ahora dejas que tus emociones fluyan y te permites conocerlas, pero sobre todo entenderlas.

4. No buscas controlar todo.

Aunque esto te ha costado un poco, ya no quieres hacer todo y tampoco tener el control de cosas que no puedes manejar.

Lo has hecho por amor propio y por salud mental. Sí, aún te causa ansiedad no poder hacer lo que quieres, pero entiendes que no está en tus manos.

5. Tomas una pausa.

No te dejas vencer, pero tampoco te empujas a hacer algo que no quieres o ya no puedes realizar.

Ahora sabes que no hay un momento o que no tienes que hacer las cosas de forma perfecta, simplemente debes dar lo mejor de ti, pero sin forzarte.

Incluso, reconoces y tienes muy presente que es válido y necesario tomar una pausa, descansar y despejar tu mente para tomar más fuerza.

6. Sueltas.

Por mucho tiempo te aferraste a cosas y principalmente personas que te hacían daño. Sentías que debías dar todo de ti y más para que se quedarán a tu lado.

Pero ahora has notado que no se trata de obsesionarte o de forzar las cosas, sino de intentarlo hasta que sea sano.

Y cuando deje de serlo, soltar para obtener algo mejor. 

7. No te quedas callada.

Una mujer que se ama tiene claro que siempre será bonita, valiente y poderosa, no tiene que callarse para complacer a otros.

Por esto, ahora alzas tu voz con respeto y determinación para darte tu lugar, expresar tu opinión o demostrar tu poder.

Porque no buscas encajar, sino ser feliz.

Síguenos en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

Advertisement