advertisement advertisement
Buscar
  • Escribe al menos 3 letras para buscar.

4 cosas que aprendimos de la niña que camina en el filo de la ventana

¡Se nos puso la piel de gallina!

¡Im-pac-tan-te!

Se está viralizando un video que nos puso la piel de gallina… ¡Una niña camina sobre la cornisa de la ventana de su casa a varios metros de altura!

Te recomendamos

Conoce a «Oso» el perro que encuentra koalas heridos en Australia

7 hábitos que te invitan a sentirte feliz contigo misma

9 cosas que las treintonas debemos encontrar en una relación

¡Niña, bájese de ahí!

😵

El video fue tomado en Playa Paraíso en Adeje, un municipio español de la isla canaria de Tenerife, España pero le ha dado la vuelta al mundo por lo impactante que es pues incluso, la pequeña parece correr sin medir el peligro.

Después de ver el video sólo nos queda agradecer y reflexionar.

Agradecer que a pesar de lo impactante que es la escena no pasó a mayores y sólo se quedó como un video de película de miedo.

Reflexionar acerca del caso y evitar que se repita algo similar.

Cabe mencionar que, aunque la policía local está investigando las circunstancias familiares que permitieron que la niña diera este adrenalínico paseo, se dice que la mamá de la pequeña estaba tomando un baño en el momento en el que ocurrió.

Con este contexto debemos aprender lo siguiente:

1. Un descuido puede provocar un fatal accidente.

Ser madre o padre es demandante y desafortunadamente, un descuido pequeño puede causar un accidente en segundos, así que más vale estar alerta de diferentes formas según cada etapa que atraviesen los pequeños en la casa.

2. No subestimes la energía de tus pequeños.

Porque para ti pueden estar en la siesta más profunda y ser un excelente momento para darte un baño, pero ellos pueden despertar en cualquier momento.

3. Ninguna prevención está de más.

Hazte de tus estrategias personalizadas para vigilarlos y recuerda que en prevención no escatimes.

No se trata de sobreprotección, sino de evitar cualquier momento de riesgo desmedido.

4. No juzguemos a una mamá por «un descuido».

Estas imágenes son impactantes y es un verdadero milagro que la pequeña no haya resultado lastimada, pero en general, no debemos juzgar a la mamá o a los adultos responsables pues muchas veces ellos hacen su mejor esfuerzo pero no pueden controlar todo.

¿Qué opinas? ¿No se te puso la piel de gallina?

Síguenos en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.