Buscar
  • Escribe al menos 3 letras para buscar.

12 tips para reducir la grasa del abdomen en un 2×3

¡Síguelos!

¡Síguelos!

Después de los 30 años, lograr un abdomen plano y definido nos cuesta un poco más.

Ya no será una cuestión exclusiva de alimentarnos de manera más consciente y disciplinada, sino también entrenar de manera regular y sobre todo poner en práctica estos 12 útiles tips:

¡Checa y ponlos en práctica!

Si te interesó esta nota, te recomendamos leer:
8 cosas que debes hacer antes de comenzar una relación

10 razones para decirle Sí al color beige en otoño (¡Bye bye mostaza!)

1. Reírte.

Sí, como lo lees. Cuando te ríes con fuerza y contraes un poco el abdomen, estás fortaleciendo esa zona de tu cuerpo.

2. Comer yogurt.

Un estudio realizado por European Jornal of Clinical Nutrition reveló que comer yogurt con probióticos te ayuda a perder grasa en la zona abdominal.

Lo ideal es un yogurt griego, que además aporta mayor cantidad de proteínas.

3. No exagerar con el entrenamiento.

Así como es importante ejercitar la zona abdominal, también es necesario descansar. Recuerda que la recuperación es esencial para que el músculo sane y crezca.

4. Tomar en cuenta 3 factores.

Marcar el abdomen depende de 3 factores: 50% de la alimentación, 40% del ejercicio y 10% de la genética.

5. No sólo hacer abdominales.

Puedes hacer esta rutina de pie (video abajo), de manera disciplinada y cada 3 veces a la semana como mínimo.

6. Hacer cardio.

Puedes correr 45 minutos, varias veces a la semana; o puedes cumplir una rutina de ejercicios cardiovasculares durante 3 veces por semana y No en días consecutivos.

Por ejemplo, puedes hacer: entrenamiento elíptico, subir escaleras, realiza kick boxing o patinar.

7. Dejar de colocarle tanta sal a la comida.

La sal hace que retengas líquidos, y por lo tanto, hace que tu abdomen luzca inflamado durante el día. Además, aumenta las probabilidades de sufrir osteoporosis e hipertensión.

8. Hacer ejercicios hipopresivos.

Los hipopresivos son una técnica respiratoria y de postura que básicamente consiste en succionar el abdomen hacia dentro.

Es decir, respirar de manera profunda (vaciar los pulmones) y permanecer en apnea unos segundos mientras abrimos la caja torácica.

Te contamos aquí.

9. Evitar el cambio de ánimo de manera repentina.

Varios estudiados han demostrado que la depresión y la tristeza se vincula con la acumulación de grasa abdominal; pues aumenta la producción de cortisol y de otras sustancias inflamatorias.

10. Incluye las semillas de chía en tu alimentación.

Puedes combinarlas con jugo de limón y agua para mayor efectividad.

El agua evita que te deshidrates por los fuertes efectos de la semilla de Chía, y el limón ayuda a quemar grasas.

11. Mantén una postura adecuada.

Si estás casi todo el día encorvada, será casi imposible que tu abdomen luzca firme. Recuerda mantener la espalda recta.

12. Hidrátate.

Asegúrate de tomar los 7 u 8 vasos de agua diarios, de manera que tu metabolismo no se vea afectado.

Síguenos en Facebook