Buscar
  • Escribe al menos 3 letras para buscar.

Los traumas de tu infancia te persiguen en tus relaciones amorosas

Es momento de darle la vuelta a la página

¡No permitas que afecte tu amor!

En ocasiones algunos conflictos, problemas y situaciones del pasado, precisamente de la infancia nos persiguen a nuestra vida adulta.

Muchas veces no somos conscientes de ello, pues creemos que lo hemos superado y se ha quedado en nuestro pasado.

Más de tu interés:

Él no te quiere, solo se está divirtiendo contigo… 10 señales te lo indican

4 canciones de Mecano que dicen lo que tu corazón está sintiendo

Los traumas infantiles son heridas emocionales que si no se tratan en el momento sobrepasan a todas las etapas de nuestra vida, y nos pueden causar conflictos a nivel personal, emocional, social y profesional.

Siendo así que hay patrones de la infancia que destruyen nuestras relaciones amorosas.

1. Eres dependiente.

Te la vives con tu pareja, todo el día a todas horas. No puedes vivir libremente ni hacer nada si no está el incluido. Quieres sentirlo cerca todo el tiempo.

Te apegaste tanto a él, ya que en tu infancia tus familiares se la pasaban trabajando o en otras actividades.

Necesitas empezar a valorarte y a quererte a ti misma.

via GIPHY

2. La salvavidas.

Ante pones tus prioridades para ayudar a otros, has crecido pensando que, si las personas a tu alrededor son felices, tú también lo serás. Pones las necesidades de tu pareja ante las tuyas, en muchas ocasiones te sientes inferior pues no has logrado nada, las oportunidades siempre se las cedes a él.

Ayudar a otros siempre es bueno, pero no puedes poner en sus manos tu felicidad, siempre debes luchar por lo que tú quieres.

3. Control total.

Tus padres fueron muy estrictos y controladores en la infancia, de cierta manera esto es algo bueno, pero no si tú has decidido adoptar en la relación un papel de autoridad.

Quieres ser la mamá o el jefe, que tiene control de cada detalle de la situación de tu pareja o de cada acción que hace.

Todos necesitamos de nuestro espacio y de tranquilidad al tomar nuestras decisiones.

4.Eres una víctima.

En la infancia pudiste sufrir un tipo de violencia o viste el abuso de tu padre hacia tu madre, el cual ella nunca denunció, por lo que al crecer lo ves como algo “normal”.

Así que ahora en tus relaciones amorosas te has convertido en alguien sumisa, y ves a la violencia como una forma de amor o de cariño.

Crees merecer este trato y esa forma de vida, pero estás equivocada, tal vez es lo que has visto y vivido por años, pero no es bueno para ti. Necesitas cortar con estas relaciones tóxicas y quererte más a ti misma.

via GIPHY

5. Todos te van a abandonar.

Buscas mantener a tu lado a tu pareja de cualquier forma posible, vives con el miedo de que en cualquier momento se vaya y te deje. Al sufrir un tipo de abandono en la infancia te ha provocado ese temor.

Crees que al final nadie se quedará a tu lado y tratas de retenerlo cueste lo que te cueste o no puedes tener relaciones estables, crees que es una pérdida de tiempo, si no van a terminar juntos para que desgastarte.

No dejes que el pasado te afecte, es momento de cerrar el ciclo y avanzar a tu verdadero amor, tú.

Síguenos en Facebook