Buscar
  • Escribe al menos 3 letras para buscar.

7 peleas que son sanas y normales en las relaciones felices

Puedes sentir un alivio si no hay excesos...

Toma nota

¿Peleas de pareja? Algunas personas piensan que las parejas felices jamás pelean y no pueden estar más equivocados, lo que hace la diferencia es que las parejas felices llegan a acuerdos y perdonan.

Te recomendamos

No puedes evitar que te sea infiel pero esto es lo que sí puedes hacer

14 cosas que te harán identificar a un patán (entrena tus sentidos)

7 señales de que tú eres la tóxica en la relación (admítelo)

Ante esto, hicimos una lista de las peleas obligadas, de esos temas que deben de discutirse por el bien de la relación y que lejos de ser malas son síntomas de una buena comunicación.

1. El tiempo que pasan juntos.

Es sano y normal que una pareja discuta por pasar tiempo juntos, no tiene que llegarse a extremos de dependencia o posesividad, pero sí deben procurar compartir tiempo para ellos solos.

Este tiempo puede ser, incluso, para hacer pequeñas actividades, como ver la tele o escuchar música, se trata de compartir ratos de ocio, no sólo los compromisos que demanden la atención social de ambos.

2. Intimidad.

No sólo por cuándo y dónde hacerlo… Se trata de expectativas y realidades, sin embargo, se puede formar un equilibrio con confianza y comunicación.

3. Dinero.

Quizá es por lo que menos desearían pelear, pero suele ser un factor común, no sólo por llevar dinero a casa, administrarlo, controlar los gastos y ahorrar, es algo que también pesa en las decisiones de pareja.

4. Tareas del hogar.

Las tareas del hogar aún siguen siendo un tema, para algunas parejas resulta más fácil que para otras poder dividir las actuvidades de tal forma en la que ambos estén de acuerdo.

5. Hijos.

Los hijos son una gran responsabilidad compartida, así que será un tema recurrente entre las parejas con familia.

6. Estrés.

La tensión individual se comparte en la casa si no se maneja con prudencia.

Si a esto le sumamos el resto de actividades que generan estrés en las personas que viven bajo un mismo techo, es normal que haya estrés y la pelea debe servir para liberarlo y manifestar aquellos temas que deben arreglarse.

7. Hábitos arraigados.

Esos hábitos molestos que todos tenemos y de lo que muchas parejas hablan, por poner un ejemplo menos trillado que el cabello en el jabón, meter la cuchara húmeda al azúcar.

Recuerda…

Una cosa es discutir para llegar a acuerdos, y la otra es discutir para faltar al respeto sin el interés de mejorar la situación de la pareja.

Nunca pierdas de vista que las peleas deben ser sanas y dejar siempre, soluciones o nuevas perspectivas.

Estamos en Facebook