Buscar
  • Escribe al menos 3 letras para buscar.

7 errores que están matando tu relación por culpa del celular

¿Distracción o señal de falta de interés?

¿Estás de acuerdo?

Seamos honestas, el teléfono celular y sus aplicaciones le están haciendo manita de puerco a muchas relaciones, no sólo amorosas, pero por ahora nos enfocaremos en éstas por si estamos a tiempo de salvarlas.

En Hey Hey Hello ya hemos hablado de lo que ocurre con las redes sociales y la desconfianza o infidelidad que existe con las facilidades que da la tecnología.

Te recomendamos

No puedes evitar que te sea infiel pero esto es lo que sí puedes hacer

14 cosas que te harán identificar a un patán (entrena tus sentidos)

7 señales de que tú eres la tóxica en la relación (admítelo)

Sin embargo, ahora hablaremos de esas acciones que parecieran inofensivas pero que en realidad están lastimando la calidad de tu relación de pareja.

Estos son los 7 errores que están matando tu relación de pareja por culpa del celular:

1. Cuando es el elemento distractor.

¿Te ha pasado que cuando tu pareja te pregunta cómo estuvo tu día y cuando comienzas a contarle la diferencia que tuviste con tu jefe, empieza a consultar su Facebook en el móvil?

Seguro te molestas porque te sientes ignorada y con justa razón, se está haciendo costumbre poder dividir la atención entre lo que escuchas y lo que ves en el celular.

2. Cuando hablan más por aplicaciones que en persona.

Todo estaría bien si la comunicación en persona fuera igual de satisfactoria o de interactiva, el problema surge cuando dejan que todo se resuelva por medio de mensajes.

3. La comunicación es restringida por su teléfono.

Si a uno de los 2 le gusta estar más desconectado que al otro, por ejemplo. No hay problema cuando esta situación no genera roces, pero si sí los genera, la comunicación usando el celular y sus aplicaciones podrá ser un tema recurrente en las discusiones.

4. Primicias públicas.

Es decir, cuando uno de los 2 publica algo en sus redes sociales antes de compartírselo a su pareja. Enterarse de un ascenso por medio de Facebook no es lo mejor y en algunos casos, de que alguno se fue a echar tragos y por esa razón no llega a casa, tampoco.

5. Generador de desconfianza.

El uso del celular puede ser un detonante, una especie de generador de desconfianza en una relación que ya está teniendo problemas.

En este caso es común que haya celos e inseguridades con respecto a con quien se habla o chatea.

6. Bloqueador de la intimidad.

El teléfono celular puede ser el peor enemigo de la intimidad, sobre todo cuando uno se queda dormido esperando que el otro acabe de “hacer lo que está haciendo” en su teléfono.

7. Su aparición es silencios.

Si cuando hay un silencio, alguno lo ocupa para revisar su teléfono, están perdiéndose de la oportunidad de comentarios espontáneos por ocupar su atención inmediatamente después en su celular.

No decimos que todas las parejas lo padezcan ni que sea malo, esto es en función a la dinámica de cada pareja y de sus costumbres.

Lo que proponemos es procurar concentrar nuestra atención en las personas que tenemos a cerca a pesar de que nos vibre el teléfono en el bolsillo.

La idea es aprovechar los beneficios de la tecnología, no permitir que ésta sabotee nuestras relaciones.

¿Estás de acuerdo?

¡Estamos en Facebook!