Buscar
  • Escribe al menos 3 letras para buscar.

Mis relaciones íntimas eran dolorosas por estas 2 razones…

¡No te preocupes!

¡No te preocupes!

Las mujeres enfrentamos básicamente 2 problemas en la cama, y que pueden convertir nuestra vida sexual en una auténtica pesadilla.

Según los sexólogos, estas dificultades pueden presentarse en distintas etapas de la vida y están relacionadas sobre todo con la sensación de dolor- en mayor o menor medida- durante el acto de penetración.

¿Te ha pasado?

Si te interesó esta nota, te recomendamos leer:

Estoy soltera por qué se muy bien lo que quiero

Esta es la única manera de no caer en la trampa de las expectativas

Por supuesto, además de la orientación por parte del médico; la comunicación con nuestra pareja es fundamental para enfrentar esta dificultad, superarla y ganar confianza en relación que tenemos con el otro.

Ahora bien, ¿por qué se origina dolor durante el acto sexual?

De acuerdo a los especialistas, básicamente por 2 razones:

1. Falta de lubricación.

Este problema no sólo puede generar dolor en la mujer, sino también en el hombre; y en nada tiene que ver con la falta de atracción por el otro.

La buena noticia es que hay muchas soluciones, que van desde los clásicos geles hasta tratamientos médicos (muchas veces hormonales) que mejoran la calidad de la mucosidad vaginal durante las relaciones sexuales.

2.Cambios en la vulva después del embarazo.

La anatomía de la vulva puede cambiar por el embarazo y hacer que las relaciones sexuales sean molestas y con dolor tras el parto.

Este problema puede tratarse de distintas formas, pero ¡siempre! bajo la asesoría de un ginecólogo, quien deberá decidir sobre el tratamiento o la posibilidad de una cirugía en el caso más extremo.

Lo importante, aseguran los especialistas, es que sepamos es que toda la respuesta sexual y el disfrute de las sensaciones dependen del órgano más importante de nuestro cuerpo que es el cerebro, y que con algo de paciencia y comunicación con nuestra pareja, ¡podremos superar esta dificultad!.

Así que no te preocupes, y consulta con tu médico, ¡hay muchísimas soluciones!

Cuéntanos tu experiencia…

¡Síguenos en Facebook!