*

Buscar
  • Escribe al menos 3 letras para buscar.

6 cosas que no debes olvidar de tu zona íntima

¿Y los or-gas-mos?
6 cosas que no debes olvidar de tu zona íntima

Para que no busquen el punto G en Google...

Cientos, miles de artículos se han escrito sobre el clítoris, el punto G y los montones de cosas que tenemos en la vagina, pero ¿has leído algo sobre la hermosa puerta de entrada a todo eso? Nadie les hace caso a los labios vaginales, a pesar de que resguardan algo que nos hace tan felices…

Los labios vaginales son una delicia… Y si les prestaras más atención, los acariciaras con delicadeza, los estimularas un poquito y te dejaras llevar… No volverías a ignorarlos.

via GIPHY

En HeyHeyHello los vamos a reivindicar poco a poco, así que… De los creadores de “10 cosas que no sabías sobre tu clítoris” y “Guía para encontrar el Punto G y nunca más perderlo” te traemos:

Lo que en serio deberías saber sobre tus labios vaginales

1. Todas tenemos labios mayores y labios menores, aunque el nombre rara vez tiene que ver con el tamaño. Los mayores rodean la parte inferior de la va-gi-na y los menores parten de ahí y hasta el clítoris. Hasta ahí todas lo tenemos claro…

via GIPHY

2. Cuando estamos a punto de tener un orgasmo, los labios están llenos de sangre por lo que se ven más grandes y oscuros. Y siempre vuelven a su tamaño y color original cuando terminas. Es un mito que la cantidad de sexo que tienes influye en el color o tamaño de tus labios.

3. La forma puede cambiar la primera vez que te baja en la vida y cuando te embarazas. También cuando engordas o bajas de peso… Si engordas le pones grasa a todo tu cuerpo, va-gi-na incluida.

4. Hay una extraña tendencia hacia modificar el tamaño de los labios. Se llama labioplastía y se ha puesto de moda en muchos países, aunque no entendemos por qué alguien querría meterle bisturí a esa parte de su cuerpo. Pero, como muchas otras cirugías inexplicables que se hacen gracias a Hollywood (O YouPorn), la demanda sigue creciendo y las mujeres van a que un cirujano plástico haga que sus labios vaginales sean más pequeños. Los motivos seguirán siendo un misterio.

via GIPHY

Es impresionante la cantidad de resultados que aparecen sobre el clítoris y el punto G cuando escribes orgasmos femeninos en Google… Y nadie dice qué hacer con los labios… salvo “pasa la lengua por ahí”.

5. Los labios menores “cubren” el clí-to-ris y rodean todos los orificios de la va-gi-na, ¡imagínate cuánto espacio! Además están cubiertos por una membrana muy delgada, súper irrigada y llena de terminales nerviosas. Son tan deliciosamente sensibles que nos vas a agradecer… intensamente.

6. Dedícales el mismo tiempo y atención que le dedicas al clít… Y si alguna vez encuentras una bomba vaginal llévatela a casa. Son poco comunes, ajá, porque nadie le pone atención a los labios, pero son un juguete exótico y muy divertido.

Te dan una sensación similar al sexo oral pero con una succión más fuerte, llevándote a or-gas-mos más intensos. Además, si la usas antes de la pe-ne-tra-ción, encontrarás que tus labios están más grandes y con mejor circulación, y sí, mucho más sensibles, haciendo que toda la experiencia sea indescriptible (porque intentar poner estas cosas en palabras es perder el tiempo).

Nuestra va-gi-na es tan perfecta que tiene 4 guardianes para protegerla. Reivindiquemos su lugar hasta que reciban el mismo cariño que le ponemos al clítoris y la misma atención con la que todos buscamos el punto G. ¿Todas de acuerdo en ponernos de pie y aplaudirles?