advertisement advertisement
Buscar
  • Escribe al menos 3 letras para buscar.

El tiempo es sabio, 7 lecciones para superar una relación larga

Ánimo, la vida sigue...

Tú puedes

Terminar cualquier relación en la que hubo amor, duele, pero lo que hace más difícil decir adiós cuando terminas una relación larga es la convivencia.

Te recomendamos

Mi ex regresó y me ayudó a cerrar el ciclo, entendí que no era para mí

5 alimentos saludables que debes evitar cenar

Pero el tiempo es sabio y así como fluyó con ustedes para unirlos, ahora es su aliado para olvidarse.

Estas son las 7 lecciones que debes ir completando si terminaste una relación que duró mucho tiempo.

1. Llorar y desahogarte será necesario y normal pero ponte un límite.

Al principio habrá mucha frustración y dolor, será normal el llanto cada que recuerdes algo, pero debes ponerle fin a la tristeza.

Ponte un límite, se vale llorar y expresar todo pero debes impulsarte a salir de eso.

2. Reflexiona que el dolor no está sólo en lo que hicieron bien o lo que les faltó vivir, gran parte viene de lo que ya habían superado.

Muchas veces creemos que lo que duele son los sueños incumplidos, pero mientras más consciente estés de lo que provoca tu dolor, será más fácil superarlo.

Algo que causa mucha tristeza y no siempre se le da importancia es ver los problemas que ya se habían superado pero que llegó uno con el que ya no pudieron.

3. Sal todo lo que puedas, con amigos u otras personas.

Será normal que no tengas ganas por momentos, pero debes reconectarte con todo lo que te rodea.

Sal, convive, habla, conoce, cuenta, ríe, baila… si quieres con tus hermanos o tu mamá, pero sal todo lo que puedas.

Ya después llegará la calma para hacerlo con amigos o en plan de ligue. Date tiempo.

4. Deja de pensar en el “¿por qué?

No te cuestiones acerca del “¿por qué?”, no sirve de nada esa pregunta.

La respuesta llegará en su momento o quizá nunca llegue, así que no te desgastes en pensar algo que te hace daño inútil.

5. Quizá necesites volver a verlo para cerrar el ciclo.

Esto, por supuesto, incluye un desahogo en el que puedas expresarle en su propia cara cómo te sientes.

Sólo sé consciente de que esto es arriesgado, si no manejas tus emociones podrían salir palabras de tu boca que después será imposible eliminar de sus oídos.

6. Todo pasará, incluso esto, pero necesitas querer estar bien.

Recuerda que todo pasará, en verdad, estarás bien. Grábate estas frases:

-“De amor nadie se muere”.
-“Del tamaño de tu herida será el de tu poder”.
-“Sé feliz con lo que tienes mientras persigues lo que deseas”.
-“Todo pasa por algo y también por algo no pasa”.

7. Tu amor propio será tu mejor amigo, consejero y compañero en nuevas experiencias.

Así que escúchalo y confiésate con él, además, como compañero de nuevas experiencias lleva tu amor propio a nuevas citas.

Así, por ejemplo, si quieres ir a la cama con alguien en la primera cita, lo harás conociendo la intención clara de ése acto.

Y no porque sea “malo”, es para que lo hagas consciente y si es lo que quieres, será muy valido, pero no porque te dejes llevar porque te aconsejó la soledad o el despecho.

Escucha música, ve películas, habla con tu mejor amiga, apóyate en tu familia, concéntrate en el trabajo, sal de viaje, haz ejercicio… ¡Recupérate a ti misma!

Estamos en Facebook

Te puede interesar

7 maneras en las que el amor cambia a los 30

5 señales que indican que ese amigo no será un buen novio