advertisement advertisement
Buscar
  • Escribe al menos 3 letras para buscar.

¿Quieres desaparecer las arrugas? El vino y el chocolate te ayudarán

¿Lo sabías?

¡A disfrutar sin culpas!

¡El vino y el chocolate son tus mejores amigos!

Después de cumplir 30 nos nace una necesidad por cuidar nuestra piel, queremos evitar la aparición de líneas de expresión, manchas y arrugas.

Tratamos de vernos más jóvenes y que nuestro rostro tenga un aspecto saludable. No solo por vanidad también por nuestro bienestar. Ya que, si nos vemos bien, nos sentiremos mejor.

Te recomendamos:

5 lecciones que nos dejó Historia de un Matrimonio (¡Que no nos pasen!)

¿Axilas oscuras? 7 causas que están detrás de esto

Y si tú eres de las mujeres que ha recurrido a usar cremas, pomadas, remedios caseros o menjurjes para evitar las arrugas, te contamos que hay algo más sencillo para evitar su aparición.

Una investigación asegura que el vino y el chocolate combaten el envejecimiento, por lo que puedes disfrutar estos productos y olvidarte de las arrugas.

El vino y el chocolate te ayudan a eliminar las arrugas

Así como lo lees, un estudio asegura que disfrutar de estos deliciosos y relajantes placeres le traerá grandes beneficios a tu salud.

La investigación realizada por la Universidad de Exter de Inglaterra, encontró que el vino y el chocolate ayudan a combatir las arrugas y mantener la piel joven.

Tanto el vino tinto como el chocolate contribuyen al rejuvenecimiento de las células.

Su gran secreto es que ambos contienen flavonoides, los cuales son conocidos por tener efectos antioxidantes y antinflamatorios.

¿Cómo llegaron a esta conclusión?

Los científicos analizaron las células en un laboratorio con productos químicos naturales que están en el chocolate amargo, vino tinto, uvas rojas y arándanos, donde descubrieron que las células presentaban cambios positivos.

Esta experiencia se repitió varias veces y en cada caso las células rejuvenecieron.

La líder de la investigación, Eva Latorre, mencionó que los datos obtenidos pueden ayudar a realizar avances en terapias para frenar el envejecimiento de la piel.

También recalcó que ambos productos deben consumirse de manera adecuada y evitando su exceso, ya que si se consume en grandes cantidades podría perder su efecto.

Así que ya lo sabes, no te sientas culpable de disfrutar de una copa de vino de vez en cuando y comerte un delicioso chocolate amargo.

De esta forma te relajarás y tu piel rejuvenecerá con las propiedades de ambos productos.

Síguenos en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.