advertisement advertisement
Buscar
  • Escribe al menos 3 letras para buscar.

El pay de queso con chocolate que te hará quedar como experta (no necesitas horno)

¡Me quedó como si fuera experta!

¡Delicioso!

Me encontré esta receta de pay de queso con chocolate y no pude dejar de hacerla, primero porque no necesitaba hornear y en segundo lugar, porque se veía súper sencilla pero deliciosa al máximo.

Te recomendamos

5 razones por las que te busca alguien que tiene novia

5 tips para aumentar tu autoestima de inmediato, ¡serás encantadora!

Pay de queso con chocolate

receta-pay-queso-chocolate-sin-horno

La receta de este pay de queso con chocolate la encontré en la página Receta De 10 y para prepararla necesitas:

Ingredientes

1 paquete en tubo de Galletas Marías
1 barra de mantequilla de 90 g. (la necesitarás derretida)
3 barras de chocolate de 41 g. (yo usé Hershey’s Dark que es chocolate amargo
1 barra de queso crema de 210 g. (ocupé Queso Crema Philadelphia Original)
1 taza de leche evaporada
1/2 taza de leche ácida o media crema (yo usé media crema)
3 cucharadas de leche condensada
3 cucharadas de maizema
1/2 cucharada de grenentina

Preparación

Para preparar la base debes moler las galletas, mientras más molidas las dejes mejor, pon a derretir el chocolate en baño María.

Cuando el chocolate esté derretido, agrégale las galletas e incorpora muy bien. Después agrega la mantequilla y mezcla bien.

Una vez que los ingredientes estén bien incorporados, le daremos la forma a la base del pay, para eso necesitas una bolsa de plástico grande y un sartén redondo.

Ponla bolsa para cubrir la superficie del sartén, de esta manera no necesitas el molde ni te arriesgarás a que se quede pegado tu pay.

Vierte la galleta y haz la base con ayuda de un vaso, una pala o tus manos.

En el video se nota que cubren con la galleta la orilla el pay, en mi caso, como mi sartén era más grande, no me alcanzó la galleta, así que la dejé sólo en la base y salió bien.

La base debe meterse al congelador 30 minutos, yo la hice por la noche para dejarla en el refrigerador (no en el congelador), a la mañana siguiente seguí con la preparación.

Esto lo hice porque en otras recetas me ha pasado que la galleta no se une bien, al partirse se rompe y salen muchas boronas, pero dejarla refrigerada toda la noche fue una buena idea.

A la mañana siguiente seguí con mi receta:

Metí en la licuadora el queso crema, las evaporada, la media crema, la leche condensada (aquí me confundí y cometí el error de también ponerle media taza, sin embargo, para mi paladar fue un error afortunado, el sabor quedó delicioso), la maizena y la grenetina. Licué muy, muy bien.

Después tienes que calentar la mezcla a fuego muy bajito y moverle todo el tiempo para que no se te pegue.

A mí se me formaron algunos grumos, pero nada que no se pudiera deshacer con ayuda de otra cucharita.

Cuando espesó la mezcla, la dejé enfriar un poco y la puse sobre la base para volver a refrigerar por 6 horas.

Pasado este tiempo ya estaba listo el pay, así que con ayuda de las orillas de la bolsa de plástico fue fácil sacarlo del sartén y ponerlo en un platito o refractario, y, ¡listo!

En verdad que es una deliciosa receta, fácil de hacer y de pocos ingredientes.

Gracias a Receta de 10 por compartirla. Da click aquí para ver el video.

Síguenos en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.