advertisement advertisement
Buscar
  • Escribe al menos 3 letras para buscar.

El secreto para eliminar las manchas amarillas de las axilas en las blusas

¡Resultados inmediatos!

¡Ponlo a prueba!

En ocasiones, cuando usamos mucho una blusa, suele tener manchas amarillas en la zona de las axilas.

Ya sea por el constante uso, el sudor, porque no se lavan adecuadamente o porque nuestras axilas se ven afectadas por el desodorante y otros productos.

Te recomendamos:

El tip que te ayudará a tener labios carnosos y seductores

3 razones por la que no debes ser la ex inolvidable

¡Échale un ojo al Facebook de Hey Hey Hello! 😉

Esta situación provoca que tus prendas se vean sucias, feas y desaliñadas. Y aunque la ropa esté en buen estado, las manchas amarillas en las axilas hacen parecer que no es así.

Debido a que esa zona comienza a desprender un olor más fuerte a sudor, está rígida y puede lastimar tus axilas.

A continuación, te decimos cómo eliminar este problema, tanto en las blusas y camisas de color, así como en las de color blanco:

Advertisement

Cómo eliminar manchas amarillas de las axilas en las blusas blancas

1. En un balde o tina, pon un poco de agua y después humedece tus prendas.

2. Con un poco de jabón blanco lava como acostumbras.

3. Después en la parte de las axilas, pon una cucharada de bicarbonato de sodio y agua oxigenada en crema de 40 volúmenes.

4. Después mezcla con un cepillo estos dos ingredientes, mientras tallas suavemente para no romper la prenda.

5. Si lo prefieres, puedes reforzar la fórmula con un poco más de agua oxigenada. 

6. Las prendas deben estar humedecidas y con agua, pero no deben estar flotando totalmente.

7. Cubre con una bolsa y deja reposar por un lapso de 3 a 4 horas.

8. Cuando haya transcurrido el tiempo, enjuaga y dale una cepillada a la zona.

9. Después ponlas en la lavadora y dales una última lavada.

10. Si la prenda está muy amarilla, será necesaria una segunda pasada con esta técnica.

Cómo eliminar manchas amarillas de las axilas en las blusas de color

1. En un balde o tina, pon un poco de agua y después humedece tus prendas.

2. Con un poco de jabón blanco lava como acostumbras.

3. Después coloca sal, pueden ser dos puños pequeños o dependiendo de las prendas que coloques en la tina.

4. Mezcla muy bien para que las prendas se impregnen y se limpien adecuadamente.

5. En la zona de las axilas, pon una cucharada de bicarbonato de sodio y agua oxigenada en crema de 40 volúmenes.

6. Después mezcla con un cepillo estos dos ingredientes, mientras tallas suavemente para no romper la prenda.

8. Las prendas deben estar humedecidas y con agua, pero no debe estar el agua al tope de la tina.

9. Cubre con una bolsa y deja reposar por un lapso de 4 a 6 horas.

10. Cuando haya transcurrido el tiempo, enjuaga y dale una cepillada a la zona.

11. Después ponlas en la lavadora y dales una última lavada.

12. Si te da miedo probar esta técnica, prueba con una prenda que ya no uses, para que así tengas más confianza y veas los resultados.

Cómo evitar que se manchen mis blusas

Si quieres evitar este problema o resolverlo de raíz es importante que tomes acción y cuides algunos detalles.

Por ejemplo, tu alimentación. Esto te ayudará a mejorar tu olor corporal. 

También cuida tu higiene, es importante que laves tus axilas de la forma correcta y sin tallar, porque esto provocará que se pongan más negras.

Incluso, si vas a depilarlas, opta por usar cera y olvídate de los rastrillos.

Si el problema perdura, será momento de acudir con un dermatólogo para que te ayude y te brinde un tratamiento adecuado para ti.

Síguenos en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

Advertisement