advertisement advertisement
Buscar
  • Escribe al menos 3 letras para buscar.

La razón por la que no le debes darle todo a tus hijos

¡Te estás equivocando!

¡No es lo mejor!

Probablemente, muchas veces has escuchado o tú misma has dicho “quiero darle todo a mis hijos para que sean felices”.

Darle todo aquello que no tuve” o “voy a darles todo para que no sufran lo que yo viví en mi infancia”.

Entendemos que quieras que tus pequeños sean felices, eviten las desgracias y que nada ni nadie les haga daño o límite sus sueños.

Sin embargo, te estás equivocando al darles todo o querer que vivan en una burbuja en donde no pasa nada o todo es “perfecto”.

Te recomendamos:

7 acciones que él hace para demostrarte que no te quiere

5 tácticas para seducir a un hombre por mensajes

¡Échale un ojo al Facebook de Hey Hey Hello! 😉

¡Ojo!, con esto no queremos juzgarte, señalarte o regañarte por “malcriar” a tu pequeño, porque sabemos que le estás dando lo que tú consideras lo mejor.

Advertisement

Pero es importante que tengas claro que las cosas materiales nunca le ganarán al cariño, atención y tiempo que le dediques a tu hijo.

La razón por la que no le debes darle todo a tus hijos

Lo que queremos señalar en este artículo es que muchas veces los padres prefieren gastar mucho dinero en juguetes y diversión, para que sus hijos estén felices.

Sin embargo, les parece más complicado o hasta innecesario, darles tiempo de calidad, explicarles lo complicado que es “ganarse” las cosas y el respeto por las cosas que realmente son valiosas.

Comprarles a tus hijos todo lo que desean solo puede llevarlos a una cosa y es hacerlos cada vez más codiciosos de las cosas materiales.

Y lo más graves es que se vuelven dependientes de las cosas que no necesitan y tampoco merecen.

Entendemos que, educar a un niño de esa manera requiere de mucho tiempo y paciencia y, a veces, no lo tenemos, por eso recurrimos a darle “todo”, para que todo esté “bien”.

Trabajamos mucho para que nada les falte y apenas vemos a nuestros hijos al final del día, por esto, solo queremos hacerlos felices, aunque eso signifique darles algo material.

La cantidad no importa, la calidad sí

De alguna forma tratamos de comprar el amor de nuestros hijos con la excusa de que los queremos mucho y no queremos que se sientan excluidos.

Sin embargo, a menudo olvidamos que las posesiones materiales pueden mimar a nuestros hijos e incluso desviarlos del verdadero camino, de la apreciación y valoración de las cosas importantes como el amor y el respeto.

Encontrar el tiempo para explicar el valor del dinero y la importancia del sacrificio, será de gran ayuda en su desarrollo.

Porque sí, tú todos los días haces un gran sacrificio para que le puedas dar lo necesario y pasar tiempo de calidad con él.

Porque no importa si son 5 minutos o 3 horas, lo que vale es el amor que le brindas en ese momento.

Los niños deben entender que tú y tu pareja están trabajando muy duro para proporcionar lo mejor para él y que a veces, no pueden conseguir todo lo que su corazón desea.

Si tú tuviste una infancia difícil o no pudiste tener muchas cosas materiales, no trates de compensarlo comprando cada juguete que te encuentras en tu camino, para que tu hijo sea más afortunado.

Él debe tener claro que con o sin juguetes, ya es afortunado, porque tiene tu amor, tu respeto y tu admiración.

Lo amas y estás orgullosa de él, lo que importa es que es un niño valioso en todo momento y que no tener todos los juguetes del mundo, no lo volverá menos valioso.

Síguenos en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

Advertisement