advertisement advertisement
Buscar
  • Escribe al menos 3 letras para buscar.

Así afecta la llegada de un bebé a tu relación amorosa

¡No es tan malo como crees!

¡Te contamos!

Si estás embarazada y ya te preocupó tu relación, porque crees que está llegada afecta su vida en pareja de una forma fuerte, es momento de saber la verdad.

Y no es que queramos preocuparte y hacerte pensar que tu relación terminará en el momento en el que llegue tu bebé.

La realidad es que queremos despejar tus dudas y veas que nada está perdido y que no afecta tanto como tú crees.

Te recomendamos:

Cuando un hombre te diga esto, créele y aléjate de él

7 cosas sencillas que te ayudan a controlar la ansiedad

¡Échale un ojo al Facebook de Hey Hey Hello! 😉

Tener un hijo planeado o no deseado, afecta tu relación amorosa, porque requiere de un proceso de reorganización familiar, dado que suceden cambios significativos en la dinámica, en los roles y en las tareas de cada miembro de la pareja.

Por lo tanto, se establece un nuevo orden en el que se reorganiza la vida cotidiana en función del nuevo ser que viene a ocupar un lugar en la pareja.

Advertisement

Pero no te angusties antes de tiempo, porque nadie nace sabiendo ser padre o madre, es todo un proceso que vives cada día y que debes aprender a lidiar de forma personal, familiar y en el ámbito amoroso.

Así afecta tu relación amorosa la llegada de un bebé (según la psicología)

Esta nueva etapa puede conllevar una crisis, ya que se producirán cambios importantes en la dinámica que tenías como pareja.

Cuando  decimos crisis no significa necesariamente una separación; pero sí un cambio y reorganización, lo que dará lugar el inicio de la familia.

En lo que respecta a la mujer, transitará cambios hormonales, psicológicos y la construcción de una nueva identidad, el rol de la maternidad, que tendrá que ver con su historia personal.

Dejará de ser solo hija para convertirse en madre, la vivencia singular de la gestación, la experiencia de parto, entre las variables que tendrá que atravesar para ser madre. 

Por otro lado, el hombre comenzará a comprender que se ha convertido en padre y a tener que jugar un papel importante.

Con la llegada del primer hijo se producen modificaciones en los roles, tareas y responsabilidades y, en ocasiones, se generan tensiones y conflictos entre los miembros.

Por ejemplo, en relación a los modos de crianza, decisiones en torno al recién nacido y las decisiones a futuro.

En ocasiones suele suceder un cambio en los vínculos en torno a la familia de origen, estableciéndose nuevas formas de relación y normas que permitan a esa “nueva” familia funcionar de modo adaptativo y por qué no de modo creativo. 

Los conflictos se harán presentes

Tener un rol doble como mujer se volverá algo difícil de sobrellevar, es decir, el de ser mujer-mamá y mujer-trabajadora.

Y esto requerirá de adecuaciones y en algunos casos puede llevar a crisis en la pareja, dado que la mujer puede sentirse sobreexigida, incomprendida o en algunos casos cargar con un sentimiento de desvalorización en relación a sus nuevas funciones. 

Por lo tanto, la pareja debe ser empática con ambos roles, incluso, habrá momentos en los que se requiere de ayuda profesional y de espacios de reflexión e introspección.

Entre los cambios que mencionamos también se produce un cambio en torno al tiempo libre individual y el tiempo de conexión e intimidad entre la pareja. 

Para evitar distanciamientos y problemas en la relación, es necesario desde la gestación conversar sobre lo qué pasará cuando llegue el bebé, para saber cómo afrontar las situaciones. 

Cómo no perder su amor 

En los primeros meses de la llegada del bebé, en general las salidas amorosas y el tiempo de calidad de la pareja será inexistente.

Sin embargo, al adaptarse a una rutina, podrán crear un plan para darse un tiempo para ustedes y para su amor.

Es tarea de cada pareja generar un espacio de encuentro y de tranquilidad para favorecer la sexualidad e intimidad placentera para que, de este modo, la pareja pueda seguir fuerte.

La clave está en que trabajen en equipo y no piensen que la llegada de su bebé es sinónimo de que lo suyo se va a enfriar o terminar, sino que los afecta de forma positiva y para que lo suyo sea más fuerte y duradero.

Síguenos en nuestras redes sociales: Facebook, TwitterInstagram y TikTok.

Advertisement