advertisement advertisement
Buscar
  • Escribe al menos 3 letras para buscar.

5 tips para controlar tus emociones durante una pelea (y ganar)

¿Los aplicas?

¡Toma nota!

Cuando nos peleamos con nuestra pareja dejamos que todas nuestras emociones salgan a flote, nos dejamos llevar por el momento y sacamos todo lo que traemos dentro.

Aunque es bueno decir lo que pensamos, tal vez no sea lo mejor si lo decimos de forma incorrecta, pues podríamos terminar ofendiendo a nuestra pareja.

Te recomendamos:

5 señales que él te envía porque quiere terminar la relación

Palabras sinceras a la pareja de mi mejor amiga…

Querer tener la razón y ganar la discusión podrían crear más conflictos en la relación.

Si recurres al chantaje, al drama y las lágrimas tal vez te hagan ganar, pero no solucionaran el problema.

Si quieres resolver las cosas con tu amor, controlar tus emociones y hasta ganar, esto es lo que debes hacer:

1. Respira.

Suena lo más lógico, pero es lo que menos haces cuando te estás peleando con tu amor. Respirar profundamente te ayudará a despejar tu mente y pensar en el verdadero problema.

2. Piensa.

El enojo puede provocar que digas cosas hirientes o que no tienen sentido. Piensa antes de hablar, analiza lo que le quieres decir a tu pareja antes de soltarlo.

Intenta no restregarle lo que hace mal, cambia tu discurso por algo más empático, dile, por ejemplo, que hay cosas que pueden mejorar los dos en la relación.

3. ¿Es el momento?

Tal vez, el problema sea demasiado grande y tu enojo, desesperación o tristeza no te estén dejando pensar y actuar adecuadamente.

Aunque tu pareja quiera hablar (o discutir) sobre el tema, lo mejor sería esperar y dejar que tus emociones estén controladas.

4. No menciones el pasado.

Esto podría ser una de tus armas letales, pero no es la mejor. No traigas a relucir problemas que ya resolvieron, enfócate en lo que está mal en ese momento.

5. Ve al grano.

No te andes con rodeos, ni le digas indirectas y menos apliques el “no tengo nada”, los hombres no las entienden. Ve al punto, dile lo que está mal y qué es lo que esperas al hablar sobre el problema.

Si de verdad quieres ganar la pelea, lo escucharás y entenderás su punto de vista. La clave es que juntos resuelvan lo que está mal en ese momento y no quieran tener la razón.

Síguenos en Facebook

Más de tu interés:

¿Quieres sentirte más feliz? Intenta estas 7 cosas a diario

3 tips que te ayudarán a superar una relación que nunca concluyó