advertisement advertisement
Buscar
  • Escribe al menos 3 letras para buscar.

¿Quieres sentirte más feliz? Intenta estas 7 cosas a diario

Tus responsabilidades NO te definen

Toma nota

La vida está llena de retos y la situación se llena de estrés cuando las responsabilidades nos llegan cuando no estamos preparadas.

Te recomendamos

Reflexión: “Él se lo pierde y yo me lo ahorro”

5 señales que él te envía porque quiere terminar la relación

¿Has sentido que a pesar de tus esfuerzos todo se complica? Deja de sentirte presionada por todo lo que «tienes» o «debes»cumplir, intenta hacer a diario estas 7 cosas:

1. Decide lo que te hace feliz.

Pareciera que nos han inculcado a hacer lo que nos corresponde o nos toca por ser mujeres, por ser amas de casa, por ser mamás, por ser hijas…

Pero, el discurso que deberíamos seguir es diferente, en realidad lo único que deberíamos de hacer es DECIDIR en función de nuestra felicidad.

Nos han dicho que hagamos o cumplamos, no que sí podemos escoger hacer o no hacer lo que nos haga sentir bien, por ejemplo:

Tomar un baño en lugar de lavar los trastes, o ver una película en lugar de lavar la ropa.

No debemos de sentir culpa por decidir algo que nos quite estrés, nos dé paz o sea un momento de pausa entre las responsabilidades.

Así que, tómalo con calma, bájale 2 rayitas a tu autoexigencia y consiéntete más.

2. Sonríe.

Tener un rostro más amable no sólo tiene efectos a tu alrededor, también te ayudará a ti a estar más relajada.

3. Piensa positivo.

Tan importante es lo que comes como lo que piensas, así que cuida la relación que tienes contigo misma mediante tus pensamientos.

4. Escucha música

No importa si andas en tu modo señora o pones música banda, tus gustos son tuyos y son muy respetables.

Nada de «gustos culposos», que fluya la buena vibra a raíz de lo que escuchas.

5. Usa lipstick rojo.

Según un estudio, un lipstick rojo tiene el poder de subir tu autoestima, así que úsalo.

Si no te convence este color, utiliza otro cosmético que te haga sentir bella al resaltar tus ojos, por ejemplo.

6. Regálate tiempo de calidad.

Responde la siguiente pregunta: ¿Qué haces al día por ti? Sólo por ti.

No cuenta lavar los trastes, trapear, lavar la ropa, cocinar, cuidar a tus hijos, hacer mandado o trabajar.

Lo que sí cuenta es, comprar un café que te guste, ir a ponerte uñas, pintarte el cabello…

Ponte en acción por ti, no te olvides, dedícate tiempo y no dejes que pase un día sin que hagas algo por ti.

7. Agradece lo que tienes sin ver lo que te hace falta.

Por último, siéntete agradecida con lo que tienes, deja de ver lo que tú no tienes o lo que te hace falta.

Es momento de que te replantees cómo deseas seguir viviendo, inmersa en tus responsabilidades con pequeños destellos de felicidad o con días en donde tú eres la protagonista de tu historia, no tus deberes.

Estamos en Facebook