advertisement advertisement
Buscar
  • Escribe al menos 3 letras para buscar.

Lección de oro: poner límites en una relación no significa limitar al amor

Observa tu relación de forma realista

¡Mucho ojo!

Poner límites en una relación no significa limitar el amor, el sentimiento por la otra persona y lo que no queremos tener en la convivencia con ésta, no son lo mismo.

Te puede interesar

7 cosas que hace por la mañana una mujer que se respeta

3 verdades que deberías saber de ti misma antes de decirle TE AMO a una pareja

Las acciones definitivas para enamorarlo y provocar que él nunca te olvide

Hablar acerca de los límites y ponerlos en práctica es tan sano como tomar agua, hacer ejercicio, dormir bien y comer saludable.

Poner límites a tu pareja no significa limitar el amor

¿Qué significa poner límites?

No es enojarnos con nuestra pareja, ni dejarle de hablar, ni hacerle cara de fuchi cada que hace algo que no nos parece, al contrario, significa dialogar, conciliar y acordar, todo bajo la palabra mágica, Comunicación.

Es hablar con tu pareja de lo que no te gusta, de lo que no quieres, lo que no te parece y lo que no te cuativa, todo aquello que te genera una incomodidad o que para ti no es válido.

Por poner un ejemplo fuerte pero claro, si sientes que tu pareja quiere controlar la forma en la que vistes, a quién le hablas o la forma en la que gastas tu dinero y eso te genera rechazo, entonces, tienes que establecer los límites.

Si tú no le comunicas que eso te molesta, que no te sientes bien y que preferirías que lo dejara de hacer pues sientes que desea cambiar parte de tu esencia, quizá nunca se ocupe en reconocer que está actuando mal y mucho menos lo corregirá.

En una relación sana, es esta retroalimentación lo que fortalece la unión, el saber lo que el otro quiere y lo que no.

Cuando es una relación tóxica, ni se comunica la incomodidad ni se corrige.

Estos límites de convivencia ayudan a que se dé un amor sano pues salen desde tu amor propio.

Que no te sea difícil decirle «no», si sientes miedo de que se enoje porque no te parece, debes replantearte qué tanto bien te hace esa relación.

El amor no da miedo, no duele, no lastima y no hiere, lo que da miedo es la falta de respeto y de comprensión, lo que lastima es la falta de empatía y lo que hiere es el desamor.

Síguenos en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.