advertisement advertisement
Buscar
  • Escribe al menos 3 letras para buscar.

La razón por la que no debes justificar su maltrato a pesar de su infancia difícil

El amor no es tolerar maltrato

No te descuides por cuidar a otro

Tenemos que hablar de esto… La razón por la que no debes justificar su maltrato a pesar de su infancia difícil.

Te puede interesar

7 señales de que finges ser una mujer segura

Si te ignora, no te escribe, no te llama… ¡Solo puedes hacer una cosa!

¡Échale un ojo al Facebook de Hey Hey Hello! 😉

Uno de los errores que podemos cometer en la relación es justificar lo que el otro hace con parte de su historia.

Caemos en el error de decir frases como:
«¡Ay, pobrecito, tuvo una infancia difícil!».
«¡Es que de chiquito vio como sus papás se peleaban!»
«¡Se comporta así porque tuvo una infancia difícil y es lo que aprendió en su casa!».

La razón por la que no debes justificar su maltrato a pesar de su infancia difícil

Lo más delicado de todo esto es que es verdad…

infancia-dificil-.pareja

Unsplash/Raffy John Jimenez

Si tu pareja tu pareja tuvo una infancia complicada en la que creció viendo escenas de maltrato, violencia o, no lo hacían sentir amado, seguramente, tiene algunos temas pendientes por sanar.

El problema es que, si justificas, aceptas y alimentas que esto se siga repitiendo, no estás ayudando a que lo sane.

Quizá pienses que no va a cambiar y, ¿sabes qué? Tienes razón, no va a cambiar hasta que no se vea en la necesidad de voltear a su interior y ver las heridas que está representando en su presente.

La pregunta es, ¿quieres seguir ahí?

Entendemos que el amor, o uno de los elementos del amor es estar en las buenas y en las malas.

Está bien, no lo abandones, sin embargo, eso no significa que tengas que consecuentar lo que hace.

Si por estar al lado de tu pareja, estás sacrificando tu paz mental o peor aún, la de tus hijos que ahora están creciendo con el ejemplo… ¿Qué es lo positivo de todo esto?

Es muy delicado, es algo que podrías consultar con un psicólogo.

Es importante que sepas, recuerdes y nunca olvides que no es tu responsabilidad sanar ni trabajar las emociones de tu pareja, además, no sólo no es tu responsabilidad, es imposible.

Síguenos en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

Advertisement