advertisement advertisement
Buscar
  • Escribe al menos 3 letras para buscar.

5 ejercicios para fortalecer el suelo pélvico y tener más placer

¡Gozarás más!

¡Fáciles y prácticos!

El suelo pélvico es el conjunto de músculos que se encuentran abajo del abdomen y que mantienen en su sitio todos los órganos de la pelvis: vagina, uretra, vejiga, útero y recto.

Al realizar ejercicios para el suelo pélvico empezarás a notar beneficios en lo general y en tu vida sexual.

Probablemente, has escuchado de los famosos ejercicios de Kegel, estos son rutinas de contracción y relajación de los músculos pélvicos que ayudan a tener un mayor control y respuesta, tanto sexual como urinaria.

Te recomendamos:

10 frases que enloquecerán a tu pareja (cuando están a solas)

5 señales de que tu amor no es correspondido

¡Échale un ojo al Facebook de Hey Hey Hello! 😉

Cuando estos músculos están en buen estado, es muy probable que tengas orgasmos intensos y mayor facilidad a la hora de lubricar.

Advertisement

Además, esto contribuye a que en un futuro no tengas problemas de incontinencia urinaria.

Por esto, es importante que realices este tipo de ejercicios para disfrutar más en la intimidad y tener una buena salud íntima.

A continuación te presentamos algunos ejercicios que te ayudarán mucho:

5 ejercicios para fortalecer el suelo pélvico y tener más placer

1. Pelvis arriba.

Sólo acuéstate boca arriba, separa las piernas a la altura de la cadera, eleva la cadera y aprieta glúteos y relaja. Puedes juntar y separar rodillas si quieres subir el nivel de intensidad.

Este ejercicio además de fortalecer tu suelo pélvico, te ayudará a endurecer tus piernas y glúteos.

2. Glúteos.

Debes colocarte en posición de patitos o cuclillas, aprieta los glúteos y muévelos de derecha a izquierda o de adelante hacia atrás y sentirás el súper trabajo que haces.

Puedes ponerte alguna canción que te guste o imaginarte que estás perreando hasta el piso.

3. Controlar la orina.

Para identificar más fácil cuáles son los músculos que debes trabajar, cuando vayas a hacer pipí, “corta” el movimiento.

Ese es músculo pélvico que debes fortalecer, así que puedes intentar hacer este ejercicio sin la necesidad de estar en el baño, claro está.

Recuerda que no tienes que mover los glúteos, los muslos ni el estómago. Es un movimiento que haces de forma interna.

4. Tonifica.

Para empezar a tonificar tu suelo pélvico puedes recurrir a las bolas chinas, las cuales te permitirán trabajar tus músculos sin esfuerzo mientras estás en movimiento.

Funcionan cuando te mueves, la bolita en su interior genera vibraciones que estimulan los nervios de los músculos pélvicos, haciendo que se relajen y contraigan solos.

Empieza usando las bolas chinas durante 10 a 15 minutos diarios y ve aumentando este tiempo gradualmente, hasta llegar a 30 minutos al día.

5. Fortalece.

Relaja y contrae los músculos, puedes hacerlo con contracciones lentas o rápidas.

Las lentas consisten en mantener los músculos contraídos durante 3 segundos y relajarlos durante el mismo tiempo o el doble.

Las rápidas, en cambio, consisten en contraer y relajar los músculos en intervalos de un segundo (1 segundo contrayendo y 1 segundo relajando). 

Lo ideal sería repetir 10 contracciones, 3 veces al día durante unas 8 semanas, así podrás notar cambios en tu salud y en tu placer sexual.

Síguenos en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

Advertisement