advertisement advertisement
Buscar
  • Escribe al menos 3 letras para buscar.

5 actitudes que ocurren cuando amas equivocadamente

El amor no es cosa fácil pero se aligera cuando comienza en uno mismo

el am

Existen actitudes individuales que pueden terminar con tu relación de pareja…

Aunque las palabras «bien» y «mal» deberían de desaparecer de nuestro vocabulario, sobre todo cuando les damos significados impuestos, queremos llamar a amar equivocadamente cuando no logramos hacerlo en equilibrio, al dejar de amarnos a nosotras mismas o poner las necesidades de nuestra pareja primero.

Te recomendamos

8 cosas que pasan cuando te quieren bien

Este es el libro que debes leer si tienes el corazón roto

Podemos entender lo difícil que sea amar o definir el amor, pero desafortunadamente los errores son los que se hacen visibles, los que nos hieren y nos marcan para siempre.

Ante esto, podemos enlistar las 5 actitudes que ocurren cuando amamos equivocadamente.

Te pedimos que leas con calma, que si es necesario recorras tu pasado con paciencia y comprensión.

Analiza, respira profundo y decide crear un cambio en ti.

A medida de que evites cometer estos errores, evitarás dar mensajes equivocados a tu pareja pero sobre todo, evitarás traicionarte.

1. Apego.

Tienes la necesidad o la ansiedad de saber de tu pareja, de estar con tu pareja y es como si todo girara alrededor del tiempo y presencia de tu pareja.

2. Egoísmo.

Reflejas un egoísmo extremo, para contigo o para con él.

Entonces, por ejemplo, quieres que se hagan las cosas como tú crees que es mejor para ambos o como consideras que es mejor para tu pareja.

3. Abandono individual.

Una de las actitudes que más debes evitar…

Buscas su aprobación y complacer a tu pareja a toda costa, así que comienzas a perderte a ti misma.

Dejas de hacer cosas por el simple hecho de que te gustan a ti, olvidas consentirte y la importancia que tiene ser tú y hacer cosas por ti, sin tu pareja.

4. irse a los extremos.

O eres completamente feliz o te llega la depre a más no poder.

Esto es a consecuencia de que no estás manejando bien tus emociones. Así que un estímulo cualquiera puede llevarte a un extremo en un segundo.

5. Indiferencias.

Muestras indiferencia a cosas que en realidad si te afectan o interesan, todo por estar más pendiente de tu relación que de tus propias convicciones.

Actuar como si algo no te importara es un mecanismo para esconder tus verdaderas emociones o intenciones.

Nuestro consejo:

Amar mucho no significa amar bien, dar todo también es malo, no poner límites tiene consecuencias.

No te olvides de ti, no permitas que seas tú misma quien no se haga sentir que es prioridad. Estas actitudes no sólo dañan tu relación, primero te lastiman a ti.

El amor no es cosa fácil pero se aligera cuando comienza con nosotras mismas, recuerda «nadie da lo que no tiene…», ¿cómo esperas recibir amor si no lo tienes para ti misma?

Estamos en Facebook