Buscar
  • Escribe al menos 3 letras para buscar.

9 señales de que no estás lista para ser mamá

¡Piénsalo mejor!

¡Piénsalo mejor!

No todas las mujeres aspiramos lo mismo de la vida; y mientras algunas desean conformar una familia, hay otras que no tenemos ni la intención de casarnos ni muchos menos tener hijos.

Las razones son infinitas, desde dificultades económicas hasta desesperanza en el amor, o ¡mejor! ganas de dedicarnos de lleno a nuestra propia vida y ser mejores en el ámbito profesional que elegimos.

Como sea, no todas las mujeres debemos aceptar y estar a gusto con los roles tradicionales; y quizá por lo único que debemos guiarnos es por aquello que nos emociona y produce satisfacción de manera individual, y sin importar lo que dicten las pautas sociales.

Por eso, si ya has pasado la barrera de los 35 y ni te ha pasado por la cabeza tener descendencia; es muy probable que aún no estés lista para ser mamá ni en un futuro próximo ni lejano.

Y para ayudarte a despejar tus dudas, te compartimos las 9 mejores señales de que no estás lista para ser madre:

¡Checa y comparte con tus amigas!

Si te interesó esta nota, te recomendamos leer:

6 cosas que te restan atractivo y tu pareja no te lo dice

6 ideas para que también disfrutes al darle placer con tu boca

1. No sientas ternura por los niños que ves en la calle.

Te pueden suceder 2 cosas: o te causan completa indiferencia o te incomodas rápidamente por sus comportamientos.

2. Aún culpas a tus papás de tus traumas.

La maternidad requiere que seas capaz de valorar el esfuerzo que han hecho tus propios padres para criarte y educarte; y no culpabilizarlos por sus errores y lo que NO pudieron brindarte.

3. No te cuidas lo suficiente.

No sabes cocinar, no tienes estabilidad laboral ni emocional, tus cuentas bancarias tienen saldo negativo, no acudes al médico con frecuencia; son algunas de las señales más evidentes de que no es el momento.

4. No tienes una relación estable.

Si bien sabemos que hay muchas mujeres que son capaces de criar a sus hijos, y sin ayuda de nadie; también es cierto que los niños necesitan tener un modelo paterno.

Además, un compañero te ayudaría a enfrentar este difícil rol de manera más tranquila y satisfactoria.

5. Un hijo es una opción para salvar una relación.

No puedes convertirte en madre solamente porque quieres que tu relación permanezca en el tiempo, o sientes que el plazo biológico para reproducirte se agota.

6. No tienes dinero.

Apenas de alcanza para mantenerte y satisfacer tus gastos básicos.

7. Pierdes rápido la paciencia con tus sobrinos.

Cuando tus hermanas saben que es preferible pagar una niñera que avisarte a ti: no sabes ni cambiar un pañal y no sientes mucha empatía por ningún pequeño.

8. Tienes mucho trabajo.

Estás luchando y esforzándote por conseguir un ascenso, o incluso irte del país.

9. Disfrutas tu soledad.

Puedes pasar mucho tiempo sola y separada de tu familia, y no sentir nostalgia o depresión por eso.

Cuéntanos ¿qué otras cosas te indican que debes posponer la maternidad?

¡Síguenos en Facebook!