Buscar
  • Escribe al menos 3 letras para buscar.

5 tips para evitar que tus hijos sean agresivos en la escuela

No dejes que se vuelva un "bully"

La violencia nunca será buena

Aunque el término Bullying es “nuevo” el acoso escolar lleva mucho tiempo existiendo y está en los padres, hermanos, conocidos y amigos frenar este tipo de comportamiento.

Te recomendamos:

Estos son los primeros 12 síntomas de un embarazo (Checa)

Tal vez lo nuestro no era estar juntos…

De acuerdo al sitio Bullying Sin Fronteras México es el primer país a nivel mundial con estadísticas de 7 de cada 10 niños padeciendo algún tipo de acoso escolar.

Sin embargo, el Bullying se puede prevenir y evitar sin necesidad de involucrar la violencia. Nosotras no estamos a favor del acoso, por ello te diremos cómo evitar que tus hijos sean agresivos:

1. Preocuparse por sus emociones.

Cuando una persona se siente querida, escuchada y apoyada es menos probable que sea agresiva y lo mismo sucede con los niños: sin importar el momento o la situación debes escucharlo.

No sólo te ayudará a ti como padre para entenderlo, tu pequeño/a sentirá que puede confiar en ti sin temor a ser juzgado o rechazado.

2. Ambiente familiar.

El crecimiento de los niños puede verse afectado si crecen en un ambiente familiar problemático: si ven que los padres se gritan, que existen golpes o violencia de algún tipo ellos llegan a imitarlo.

Entendemos que habrá ocasiones en las que una discusión estén presentes los gritos, pero los golpes jamás serán la solución a nada.

3. Guardarse los regaños para ocasiones especiales.

Los regaños y castigos sólo deben de usarse cuando el pequeño NO haya entendido la llamada de atención. De lo contrario puede generar rencores contra los padres o bien hacerse indiferente a ellos y no prestarles atención.

via GIPHY

4. El respeto.

Desde pequeños deben entender que una persona con discapacidades no lo hace diferente: hay que enseñarle que esa persona también tiene sentimientos, que merece un respeto e igualdad sin importar su aspecto.

5. Tus emociones.

No siempre podrás ser fuerte frente a tus hijos: tal vez creas que los pequeños no entienden de emociones pero sí lo hacen. A veces un simple abrazo o caricia de su parte te hará sentir mejor y fortalecerá el vínculo parental.

¡Síguenos en Facebook!

Y tú, ¿qué otro tip añadirías a la lista?