Buscar
  • Escribe al menos 3 letras para buscar.

¿Existen los favoritismos entre los hijos? ¡La ciencia dice que sí!

Aunque lo niegues...

La ciencia lo confirma ☝️

Después de leer esto, no podrás seguir negando que prefieres a cierto hijo 😶

Te recomendamos: ¡Jennifer Aniston está esperando su primer hijo!

Puede que digas que NO tienes un hijo favorito, sin embargo, la ciencia dice todo lo contrario. Un estudio publicado en el Instituto Nacional de Salud en Estados Unidos aclara el famoso favoritismo entre hermanos e hijos.

via GIPHY

Para demostrar el experimento, un equipo de expertos le realizó una encuesta a 384 pares de hermanos sobre el trato que recibían de sus padres y cómo se sentían al respecto.

Lo resultados fueron asombrosos: los primogénito de las familias aseguraron ser los favoritos por diversas razones. La primera puede ser porque un tiempo fueron hijos únicos y, por ello son los primeros en todo: primeros en darle orgullo a los padres por algún logró como deportivo, personal o académico.

via GIPHY

La segunda opción es porque son el ejemplo a seguir de sus hermanos, por lo que deben darle una imagen correcta a sus hermanos y a sus padres.

Mientras que los hermanos menores dijeron sentirse menospreciados por sus padres: creen que la mayor atención la tiene el hermano mayor y, esto afecta en su autoestima y estado de ánimo.

via GIPHY

Asimismo el estudio también involucró a los padres: 70% de las madres entrevistadas dijeron sí tener un hijo favorito y, los padres ganaron con un 74%. Aunque no especificaron cuál de sus hijos es el predilecto, pero al analizar los resultados los expertos llegaron a la conclusión de que es el primer hijo.

Los expertos esperaban que el resultado fuera todo lo contrario: esperaban que el favoritismo fuera hacia el hijo menor. Sin embargo, a pesar del “favoritismo” que los padres tengan sobre un hijo u otro, cada uno tendrá ventajas y desventajas sobre el otro.

via GIPHY

¡Síguenos en facebook!

¿Estás de acuerdo con este estudio? 15 canciones para olvidarlo con esa última lágrima.