Buscar
  • Escribe al menos 3 letras para buscar.

Los 10 hábitos que sólo tienen las personas auténticas

¡No tengas miedo a mostrar quién eres!

¡No tengas miedo a mostrar quién eres!

Ser una persona auténtica es más difícil de lo que en principio pensamos que es…

Pues la autenticidad implica crear nuestros propios métodos para hacer las cosas, y asegurarnos que estos concuerden con nuestras creencias y necesidades.

Y es que en teoría parece fácil, pero en la práctica nos tenemos que enfrentar a un entorno con leyes, reglas y maneras de proceder establecidas, en el que alterarlas puede provocar algo más que resistencia y critica.

Pero la autenticidad- según la ciencia- es hasta beneficioso para la salud mental y el autoestima.

Según estudios de la Universidad de Harvard, Columbia y Northwestern, las personas que no se comportan con autenticidad experimentan una sensación de incomodidad que se suele asociar con inmoralidad.

Así, las personas que no son fieles así mismas se sienten afligidas y con un conflicto interno que les resta amor propio y seguridad.

Incluso, esta cualidad te permite tener más claro sobre quien eres y lo quieres, por lo que alcanzar tus propósitos puede ser más sencillo en comparación con otras personas.

Ahora bien, ha llegado el momento de hacer la pregunta clave, ¿te consideras auténtica?

Si tienes dudas, te compartimos algunos de los hábitos que adoptan las personas con esta cualidad:

1. Ayudan a los demás a ser auténticos

No sólo aceptan las diferencias de los otros, sino que los motivan a mostrarse tal y como son, ¡sin criticas!

2. Se alejan de las personas pesimistas

Una persona auténtica se valora lo suficiente como para dejar que una persona pesimista influya en su vida. Asimismo, se respetan demasiado como para permitir que alguien quiera cambiarlas.

3. Expresan sus sentimientos y pensamientos aunque no sean populares

No son conformistas, y si no están de acuerdo con cualquier idea o acción que consideren es irrespetuosa con sus principios, sin duda, lo harán saber.

Es decir, no están dispuestas a mentirse a sí mismas, y por lo tanto pueden lidiar con las consecuencias que conlleva ser fieles consigo mismas.

via GIPHY

4. Están seguras consigo mismas

No tienen miedo de mostrarle a los otros que quizás no son tan listos, experimentados o populares como otros podrían creer.

Su confianza reside en el hecho que no tienen nada que esconder, y son exactamente lo que parecen.

5. Prefieren las pláticas profundas

Se centran en intercambiar ideas y resolver las dificultades que deben enfrentar en su vida; en vez de invertir energía en criticar a los otros o en informaciones y noticias banales.

Es decir, cuidan muy bien lo que llevan a su mente y lo que sale de sus bocas.

via GIPHY

6. No siguen consejos sin evaluarlo primero

No aceptan consejos de cualquier; sino que eligen a una persona que les inspire cierta credibilidad y además hacen una evaluación personal sobre eso que se les dice.

7. No se quejan de sus problemas

Son sensatas y entienden que si enfrentan alguna clase de problemas, se debe a su responsabilidad en la mayoría de los casos.

También se enfocan en las soluciones antes que en las dificultades.

8. Saben motivarse

Las motivaciones no dependen de los demás, ni del entorno; las crean y las manejan ellos en su interior.

via GIPHY

9. Son positivos

Cuando las cosas no salen bien, las personas auténticas no se estacan; sino que identifican las fallas y tratan de arreglarlas y continuar.

10. No se estresan ni se enfadan

No se enfadan porque no intentan influir en la opinión de otras personas; aceptan los gustos y la libertad que tienen los otros de decidir y expresar sus opiniones.

Es decir, en resumen, el rerequisito fundamental para ser auténtica es poseer cierta inteligencia emocional.