Buscar
  • Escribe al menos 3 letras para buscar.

Las 10 cosas que te pasan cuando usas lipsticks a diario

¡La belleza lo vale!

¡La belleza lo vale!

Los lipsticks los usamos por muchísimas razones, desde sentirnos más seductoras hasta para mantener los labios hidratados, o incluso destacar la parte de nuestro rostro que nos hace sentir más orgullosa.

Te recomendamos

-Las 7 cosas que lo hacen poner súper celoso

-7 cosas que me ayudaron a sentir más en la intimidad

Además, es muy fácil de usar y llevar a todos lados, y la diferencia es enorme cuando lo usamos o lo dejamos olvidado en casa.

Sin mencionar, que las marcas buenas también nos ofrecen protección contra los rayos del sol, lo que retarda el envejecimiento de los labios y evita esa desagradable delgadez que van adquiriendo con los años.

Por todas estas razones es bueno usarlos a diario, incluso si ellos son capaces de provocarnos ciertas incomodidades o vergüenzas durante nuestra jornada.

Si lo usas a diario tanto como nosotras, de seguro te sentirás identificada con algunas situaciones de esta lista:

1. Cuando quieres probar un bocadillo pero intentas mantener el color intacto… ¡bueno no pidas tanto! Si tan sólo logramos mantener el tono fuera de nuestra barbilla y nariz, ¡será más que suficiente!

2. Cuando tienes tus labios pintados de rojo y debes enfrentar el desafío de ponerte un vestido blanco ¡sin ensuciarlo! Necesitarás una táctica y precisión de ¡olimpiadas!

3. El momento incómodo cuando debes besar a un desconocido en la mejilla, y todo tu labial queda en su mejilla tanto como si estuvieras premeditando una escena de celos.

4. Sin mencionar cuando besas a tu pareja, y sí ¡los dos quedan maquillados toda la noche!

via GIPHY

5. Cuando la mayor inquietud del día, o por lo menos la que se mantiene de manera constante en tu cabeza es ¿me habré embarrado la cara con este lipstick sin darme cuenta?

6. Cuando abres tu bolso y te das cuenta que su interior parece una escena de crimen. Entonces descubres que el lipstick no cerraba y todo quedó personalizado con una increíble tonalidad ¡Ruby Woo!

7. Cuando pasas horas delineando tus labios para que luzcan perfectos, y casi eres capaz de dibujar su forma en un graffiti ¡con los ojos cerrados!

8. Cuando debes enfrentar la vergüenza de dejar tu huella en una copa de vino… eso es de no tener educación ni modales ¿no?

9. Cuando llevas una hora hablando con tu “date” y luego vas al baño y te das cuenta que tienes todos los dientes manchados de ¡rojo!

10. Tener al menos 30 labiales en tu cajón de maquillaje pero tener que correr a Sephora por “el adecuado”…

¡Cuéntanos con qué otras situaciones te identificas!

¿Ya nos sigues en Facebook?