advertisement advertisement
Buscar
  • Escribe al menos 3 letras para buscar.

10 sencillos hábitos que te ayudarán a bajar de peso

¿Los estás haciendo?

¡Toma nota!

Si tienes planeado irte de vacaciones, quieres estar más saludable o simplemente perder algunos kilos, te decimos que hábitos sencillos te ayudan a lograrlo.

¡Ojo!, no se trata de pasar muchas horas en el gimnasio o de probar productos milagro que prometen mucho y no cumplen nada.

Te recomendamos:

7 formas de hacer que un hombre se sienta especial

7 cosas que harán que él se encariñe contigo y cuide tu amor

Si estás a punto de tirar la toalla o de sentirte mal con tu cuerpo, te pedimos que esperes un poco y realices estos sencillos tips.

Porque te recordarán que tu cuerpo ya es maravilloso tal y como es, y que puedes verte mejor, si los realizas con amor y respeto.

Incluso, te recordarán que estabas haciendo las cosas mal y necesitas prestarle más atención a lo que merece tu cuerpo. Esto necesitas para verte y sentirte mejor:

10 sencillos hábitos que te ayudarán a bajar de peso

1. Elimina las tentaciones.

O al menos redúcelas al mínimo. Sí entendemos que las papitas, el pan y las galletas son deliciosas, pero no son tan saludables.

Advertisement

Su alto contenido en grasas y azucares no te ayudan a bajar de peso. Por esto, si son tu debilidad es momento de alejarlas de tu vida.

Si no las ves, no caerás rápidamente en ellas.

2. Mantén tu vista en los alimentos saludables.

Si te gusta estar picando entre comidas o te comes lo primero que ves, necesitas dejar alimentos saludables a tu vista.

Asegúrate de tener frutas y verduras en tu cocina. Si te gustan de cierta forma puedes prepararlas con anticipación y guardarlas en tu refrigerador.

Así no tendrás que picarlas en el momento y las disfrutarás más.

3. No comas en bolsas.

Si caes ante los productos chatarra y compras una bolsa de tus papitas o chatarra favorita, debes pasarlos a un plato.

De esta manera serás consciente de cuánto estás comiendo y te será más fácil ponerte un límite.

En cambio, si comes directamente de la bolsa cuando menos te des cuenta ya te habrás acabado todo.

4. Cambia tu forma de hablar.

Es decir, muchas veces nuestra mente y palabras tienen un poder increíble sobre nosotras.

Si nos dejamos llevar por la negatividad es lo único que tendremos. Sin embargo, si optamos por ser más positivas, podremos ver el vaso medio lleno.

Por esto, cambia tu forma de hablar en cuanto a la comida y enfócate en ver sus beneficios. Si dices que la odias no podrás comerla ni disfrutarla.

5. No te saltes comidas.

Seguramente has escuchado de dietas que incluyen el ayuno como parte de su método para bajar de peso.

Si bien a algunas personas puede que les funcione, la mayoría de las veces saltarse comidas es contraproducente.

Tu cuerpo acumula más grasas, produce más insulina y además te da más hambre. Por eso asegúrate de comer todas y cada una de tus comidas de forma saludable.

6. Duerme tus horas.

Sí, dormir tus horas correspondientes pueden ayudarte a bajar de peso. Tal vez, creas que sea broma o no cuente mucho si te desvelas todos los días, pero sí lo hace.

Incluso, está comprobado que no dormir correctamente te hace subir un kilo a la semana.

7. Planifica tus comidas.

No te esperes a que te dé hambre para pensar en qué vas a comer. Hacer esto muchas veces nos lleva a consumir alimentos no del todo saludables.

Por esto, si te es posible planea tu menú de forma semanal o al menos un día antes.

Así solo tendrás los alimentos necesarios y no caerás en tentaciones.

8. No te distraigas al comer.

Hay una frase muy sencilla que no debemos olvidar: “cuando como, como y cuando duermo, duermo”.

Es decir, que cuando hagamos una actividad hay que concentrarnos en realizarla y no distraernos haciendo otras más.

Esto es muy importante que lo apliques a la hora de comer pues al distraernos no nos damos cuenta del momento en que dejamos de sentir hambre y es más fácil que terminemos comiendo de más.

9. Toma suficiente agua.

Mantenerte hidratada no sólo es necesario para cuidar tu piel y tus riñones, también para perder peso.

El agua purifica nuestro organismo y nos ayuda a deshacernos de las sustancias que ya no necesitamos.

10. Come pequeños snacks.

Llegar a comer con demasiada hambre hace que comamos más de lo que verdaderamente necesitamos.

Así que, en lugar de comer tres comidas al día muy abundantes, come pequeños refrigerios saludables entre comida y comida.

De esta manera equilibrarás tus alimentos y tu hambre no se saldrá de control.

También es muy importante que acudas con un especialista, porque estos hábitos sencillos son eficaces, pero si quieres cuidarte de verdad, necesitas el apoyo de un experto.

Síguenos en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

Advertisement