advertisement advertisement
Buscar
  • Escribe al menos 3 letras para buscar.

Prepara una deliciosa sopa de zanahoria y jengibre

¡Te fascinará!

¡Exquisita!

Si en estos días no tienes deseos de preparar una gran comida, pero si quieres comer algo delicioso y que puedas preparar en poco tiempo, tenemos la solución para ti.

Una rica sopa de zanahoria con jengibre, además de nutritiva, todos sus ingredientes son naturales y libres de origen animal.

Te recomendamos:

Si él no me pide matrimonio… ¿Debo hacerlo yo?

10 mandamientos para educar hijos felices y sanos

Es ideal para disfrutar en cualquier momento del día. Además, el jengibre está lleno de antioxidantes que ayudan a combatir enfermedades y le da un toque muy especial a tu comida.

Aquí, podrás encontrar la receta:

Ingredientes:

– 7 zanahorias peladas y picadas.
– 2 papas amarillas medianas, peladas y picadas.
– 1 cebolla grande picada.
– 2 cucharaditas de ajo, finamente picado.
– 2 1/2 cucharaditas de jengibre fresco, finamente picado.
– 4 tazas de caldo de verduras o agua.
– 1/2 cucharadita de sal.
– 1/2 cucharadita de pimienta blanca.

Preparación:

1. Calienta un par de cucharadas de agua en una cacerola grande a fuego medio. Puedes utilizar una cucharada de aceite en su lugar, pero saltear las verduras en agua la volverá una sopa sin grasa.

2. Añade las cebollas y el ajo y saltea hasta que las cebollas queden translúcidas, unos 5 minutos. Añade pequeñas cantidades de caldo o agua si la sartén se seca demasiado.

3. Agrega las verduras, el jengibre, la pimienta, la sal y suficiente caldo para cubrir las verduras.

4. Reduce el fuego y hierve hasta que las zanahorias y las papas estén suaves.

5. Transfiere a un procesador de alimentos, y haz puré la sopa hasta que quede cremosa. Regresa la sopa hecha puré a una olla para calentar. Agrega sal según sea necesario.

¿Te gustan este tipo de recetas? ¿Qué otro tipo de platillos te gustan?

Síguenos en Facebook

Más de tu interés:

Ya no podrás hacer capturas de pantalla en WhatsApp

5 tips para controlar tus emociones durante una pelea (y ganar)