advertisement advertisement
Buscar
  • Escribe al menos 3 letras para buscar.

3 razones por las que no tienes nada que ponerte

¡Es momento de solucionar este problema!

¡Te contamos!

Si tienes mucha ropa, pero nada te gusta o nunca tienes que ponerte, podría ser porque compras cosas que no van de acuerdo a tu estilo de vida.

Es decir, compras por impulso, moda o tristeza. Estás dejando que tus emociones te hagan adquirir prendas que no te agradan o que no van con lo que ya tienes.

Te recomendamos:

7 tips para que tus pestañas luzcan más largas

7 razones por las que él se desilusionó de ti

¡Échale un ojo al Facebook de Hey Hey Hello! 😉

Y solo estás acumulando prendas que se ven bonitas o que llaman la atención, pero que no te hacen sentir cómoda.

Si estás pasando por este problema te contamos las razones por las que lo haces y cómo puedes resolverlo…

3 razones por las que no tienes nada que ponerte

Advertisement

1. No tienes un listado de las prendas que necesitas.

Para verte como una mujer elegante, segura de sí misma y cómoda con su estilo y tipo de cuerpo, es importante analizar la ropa que tienes.

Para esto, debes conocer tu clóset y tener prendas clave que te ayuden a sentirte de esta forma.

Si no tienes un listado de lo que te falta, seguirás comprando ropa que no vas a usar y no tendrás nada que ponerte.

Solo tendrás mucha ropa que no te guste o que no vaya de acuerdo con tu personalidad.

Cómo resolverlo:

Toma una pluma y papel, y comienza a ver lo que hay dentro de tu clóset, para después escribir qué te hace falta.

Anota todas las prendas que necesitas para que tu armario sea realmente funcional y que refleje tu estilo personal y tacha cuando ya  lo tengas.

Es importante que no te salgas de tu lista, si no lo anotaste es porque en este momento de tu vida no es prioridad.

intercambio ropa arreglada
Photo by Shanna Camilleri on Unsplash

2. Inviertes en tendencias y no en prendas base.

Ya te habíamos contado sobre el clóset cápsula, aquel que te ayudará a tener prendas base con las que podrás combinar y crear un sinfín de looks.

Sin embargo, si te aferras a adquirir prendas llamativas, que están en tendencia o que son de temporada, no podrás tener looks que te hagan sentir cómoda, segura y elegante.

Es importante que inviertas en prendas que te impulsen a usarlas de diferentes maneras y en todas las estaciones del año.

Cómo resolverlo:

Las tendencias son pasajeras, es mejor invertir en un fondo de armario completamente personalizado

Para lograr esto, necesitas que tu ropa sea un 80% básicos y un 20% tendencias.

¡Ojo!, tampoco se trata de tirar toda tu ropa a la basura y comprar más, sino pulirla o modificarla para que la puedas aprovechar al máximo.

3. Prendas que no combinan entre sí.

Es decir, adquieres ropa que no tiene nada que ver con la que ya tienes, pero solo la compras porque te llamó la atención o se la viste a alguien más.

El problema es que no estás considerando lo que ya tienes en tu armario. Es importante que tu ropa armonice entre sí y sean de acuerdo a tu estilo.

Si te dejas llevar porque te gustó cómo se le vio a alguien más, te estás equivocando. Porque no tienen el mismo tipo de cuerpo, personalidad y estilo de vida.

Cómo resolverlo:

Evita comprar solo para una ocasión, por ejemplo si vas a necesitar un vestido para una boda, prefiere alquilar o pedir prestado.

Antes de comprarlo, pregúntate: ¿cuantos outfits puedo hacer con esta prenda? Si son más de 5 comprala y si no, déjala ir. 

Síguenos en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

Advertisement