advertisement advertisement
Buscar
  • Escribe al menos 3 letras para buscar.

5 tips para sentirte hermosa y poderosa con tus curvas

¡Resalta lo mejor de ti!

¡Te contamos!

Durante muchos años los estereotipos de belleza nos dijeron que una mujer con curvas no era lo ideal y se equivocaban. Por esto, hoy queremos recordarte cómo sentirte hermosa.

No importa qué tipo de cuerpo tengas, sino que aprendas a amarlo, respetarlo, potenciarlo y sacarle el mayor provecho.

Porque ya eres hermosa por dentro y por fuera, además eres más que tu físico.

Te recomendamos:

La gran diferencia entre “te quiero” y “te amo” cuando estás en una relación

La canción de Raffaella Carrà, con la que siempre la recordaremos

Para sentirte hermosa y poderosa con el cuerpo que tienes, necesitas aceptarlo y valorarlo. Él ya te está dando lo mejor de sí, por esto, debes enfocarte en el amor propio.

Y sí, puedes cuidarlo o querer que cambie, pero todo con respeto y por ser mejor que ayer. No porque desear encajar en un molde.

Advertisement

Si quieres estilizar tu cuerpo, destacar lo mejor de él o sentirte poderosa con la ropa que usas, te contamos qué puedes hacer para lograrlo:

5 tips para sentirte hermosa y poderosa con tus curvas

1. Conócelo.

Es momento de ir a tu espejo y analizar tu tipo de cuerpo. ¡Ojo!, debes observarlo, no criticarlo. Párate y obsérvate detenidamente cómo es, cómo son tus caderas, el tamaño de tus hombres, cintura y piernas.

El objetivo es analizarlo a detalle para que puedas comprender como es tu cuerpo hoy, y a partir de allí crear cambios.

2. Luce lo que más te gusta.

Luce esas partes que consideres tu punto fuerte puede ser lo que tú quieras desde los ojos, piel, labios, cuello, cabello, manos, hombros, espalda, hasta tu sonrisa.

No malgastes energía criticando lo que no te gusta, más bien enfócate en las partes que sí te gustan.

Si te enfocas en lo bueno, podrás impulsarlo y hacer que sea tu sello personal. Si tus curvas te hacen sentir insegura, comienza a buscar prendas que las hagan lucir mejor.

De seguro encontrarás algo que te recuerde lo maravilloso que es tu cuerpo y el gran potencial que tiene.

3. La talla correcta.

Usar la talla correcta es fundamental, la ropa que usas modifica visualmente las proporciones de tu cuerpo.

Date la oportunidad de probarte la ropa, antes de comprarla. Busca que, al probarte las prendas, estas te luzcan y den una forma balanceada a tu figura. 

Evita caer en los excesos, muy suelta o ajustada, encuentra tu talla correcta.

Recuerda que, no eres una talla, así que no te sientas mal si no es la “perfecta”, porque ninguna la es.

4. Colores.

Los colores oscuros estilizan y quitan el foco de atención de las zonas que no te agradan.

Puedes usarlos para equilibrar partes de tu cuerpo que sientes tienen mayor volumen en relación al resto de tu cuerpo.

Otras opciones al clásico negro son: gris oscuro, azul marino y verdes oscuros.

Úsalos en blusas, camisas, chaquetas, blazers, vestidos. O en la parte inferior en pantalones, vestidos, jeans.

5. Equilibra.

Una regla de oro es mantener en equilibrio tus prendas. Es decir, si una de las prendas es más holgada, la otra debería ser más estrecha.

Si la parte de arriba es ancha, la de abajo debe ser más ceñida. En cambio, si la de abajo es ancha, la de arriba debe ir más ajustada.

Ten presente que, la verdadera belleza proviene del alma.

Cambiarte a ti mismo y conformarte con los estándares de belleza de otra persona, es cambiar tu esencia.

Por lo tanto, debes sentirte bien contigo misma para estar a gusto con tu cuerpo.

Síguenos en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

Advertisement