advertisement advertisement
Buscar
  • Escribe al menos 3 letras para buscar.

Tener hijos te envejece más rápido que fumar o beber alcohol

¡No puede ser!

¡Ahora entiendo!

Tener hijos te da mucha felicidad, pero también suele ser agotador…

Cuando nos convertimos en madres nos sentimos dichosas y bendecidas, nuestro bebé es fruto del amor, por esto queremos cuidarlo, atenderlo y amarlo cada segundo de su vida.

Queremos que nuestros hijos sean inmensamente felices y que nunca les pase nada malo, por esto los cuidamos en todos momentos y estamos al pendiente de su bienestar.

Te recomendamos:

¡Sestan peleando! ¿Qué pasó entre Natanael Cano y Pepe Aguilar?

5 cosas que una mujer inteligente no está dispuesta a aceptar en una relación

Nos desvelamos, dormimos muy poco y le brindamos lo mejor para que estén sanos y a salvo. Sí eso provoca que nos sintamos seguras y felices porque estamos cuidando a nuestros hijos de la forma correcta.

Sin embargo, también podría estar empeorando nuestra calidad de vida y haciéndonos mucho daño.

Tener hijos te envejece más rápido que fumar o beber alcohol

Una nueva investigación realizada en la Universidad George Mason en Virginia, Estados Unidos, descubrió que la maternidad te hace envejecer más rápido que fumar, beber alcohol, o tener sobrepeso.

Los investigadores analizaron a 2 mil mujeres entre los 20 y 44 años y los resultados arrojaron que el acortamiento de los telómeros* en las madres era comparable al de las mujeres sin hijos que tenían 11 años más.

Incluso, algunas de estas mujeres sin hijos tenían una vida sedentaria o gusto por el alcohol y el cigarro.

*Los telómeros son la parte final de los cromosomas y están asociadas con la vejez; mientras más jóvenes somos estos son más largos y a medida que crecemos se acortan.

Es natural que se acorten que a medida que envejecemos, pero esto demostraría que la maternidad es un acelerador en el proceso.

El estudio también descubrió que entre más hijos tengas, más cortos serían tus telómeros.

“Encontramos que las mujeres que tenían cinco o más hijos tenían telómeros más cortos en comparación con las que no tenían ninguno, y son relativamente más cortos que las que tenían uno, dos, tres o cuatro hijos, incluso”.

Esto puede deberse a la cantidad de estrés que provoca la crianza, sumado a las pocas horas de sueño y a un desorden en los horarios de comida, ya que todo esto desgasta nuestros órganos y el cerebro.

Esto puede reducir los efectos:

-Dormir por lo menos 8 horas diarias.
-Consumir alimentos antioxidantes: uva, kiwi, granadas.
-Evita el consumo de tabaco.
-Utiliza siempre bloqueador.
-No te expongas a niveles altos de estrés.
-Realiza una actividad física.
-Bebe por lo menos 2 litros de agua al día.

Síguenos en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.