advertisement advertisement
Buscar
  • Escribe al menos 3 letras para buscar.

A esta edad comienzas a comportarte como tu mamá

¡Toda una señora!

¿Lo sabías?

Si crees que tu nunca vas a parecerte a tu mamá, estás muy equivocada…

Queramos o no, con el paso de los años nos vamos convirtiendo en todas unas señoras hechas y derechas, sí corremos con suerte terminamos evitando ciertos comportamientos de nuestras madres.

Sin embargo, la vida y las circunstancias nos orillan a terminar pareciéndonos a nuestra mamá.

Te recomendamos:

Un hombre que vale la pena es aquel que lucha por ti todos los días

7 señales de que vives una relación llena de cariño

Incluso, le copiamos sus frases, no salimos sin suéter o somos nosotras quienes terminamos regañándolas a ellas.

Y a pesar de que no siempre nos gustó su peculiar forma de ser, terminamos siendo iguales a nuestras madres.

A esta edad comienzas a parecerte a tu mamá

La ciencia asegura que esto sucede a una edad muy joven y es inevitable, pues la genética es la genética.

Los expertos aseguran que las mujeres comenzamos a tener las mismas actitudes de nuestras madres a los 33 años.

Los hombres comienzan a parecerse a sus padres a los 34 años.

No importa si detestas el comportamiento de tu madre y lo evites a toda costa, estos patrones serán heredados hacia ti.

Lo mejor o lo peor (ya no sabemos) es que lo hacemos de forma inconsciente y es imposible evitarlo.

El Instituto Harley Street señaló que hay un factor muy importante para comenzar a parecernos a nuestras madres a los 33.

Esta edad es la que muchas mujeres escogen para tener a su primer hijo. Esto causa un vínculo: causa-efecto.

Es decir, la llegada de los hijos nos inspira a actuar como lo hicieron nuestros padres.

Las claves por las que los investigaron concluyeron que sí terminas pareciéndote a tu madre son:

1. Descubrieron que ven los mismos programas.
2. Disciplinan a sus hijos como lo hacían sus padres.
3. Mencionan frases típicas de las madres.
4. Tienen pasatiempos similares.

Así que no te sientas mal, ni lo evites porque pasará a los 33 terminarás siendo igual que tu madre.

Síguenos en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.