advertisement advertisement
Buscar
  • Escribe al menos 3 letras para buscar.

Señales de que tú eres la compañera problemática de tu trabajo

¡Es momento de cambiar!

O terminarás perdiendo

Tal vez, piensas que eres una gran empleada y que eres la más exitosa en tu trabajo, pero en realidad eres problemática y poco inteligente.

Así como lo lees, tu ego está por las nubes y te está haciendo creer que eres la mejor en tu empleo, pero la realidad es muy diferente.

Porque no estás aportando nada, ni conocimientos, ni un buen ambiente y menos profesionalismo.

Te recomendamos:

Señales de que estás compartiendo tu vida con un hombre que no te valora

Lo que debes decirle a un hombre para que te deje en paz

Advertisement

¡Échale un ojo al Facebook de Hey Hey Hello! 😉

Y entendemos que creas que solo estás poniendo límites en tu trabajo o dándote a respetar, pero la realidad es que solo eres problemática.

Mientras tú te la pasas juzgando a tus compañeros o enfocándote en lo que hacen y dejan de hacer, ellos y hasta tu jefe tiene claro que no eres la mejor en la oficina.

Ya que, tus hábitos y actitudes te están dejando muy mal parada, por esto, es momento de que hagas un cambio o terminarás sin trabajo y con justa razón…

Señales de que tú eres la compañera problemática de tu trabajo

1. Eres chismosa.

Vas a decir que no y que te da igual la vida de tus compañeros, sin embargo, siempre estás al pendiente de ellos.

Porque vas y le cuentas a los demás sus errores o las cosas que podrían afectarlos para que así tú puedas destacar, mientras ellos son castigados o vistos como los malos del cuento.

Sin embargo, esta actitud no te ayuda en nada, porque lo que dice Pedro de Juan, dice más de Pedro que de Juan.

Y todo empeora cuando comienzas a inventar cosas para hacer quedar mal a otras personas, por lo que eres chismosa y hasta mentirosa.

2. Creas un mal ambiente.

Eres la compañera problemática, porque nunca permites que exista un ambiente sano o de respeto.

Por lo que siempre estás gritando, haciendo que las personas se enojen, realizando actividades que los incomodan o causando conflictos.

Aseguras que nada es intencional y que los demás se toman todo muy en serio, sin embargo, tu objetivo es intimar a los demás o que te vean como una persona de autoridad, pero solo provocas pena ajena.

3. Ofendes a los demás.

Tú aseguras que eres una mujer sincera, directa y clara, pero la realidad es muy diferente, porque no buscas decir la verdad, solo te gusta ser cruel.

Por lo que siempre dices cosas hirientes e innecesarias a tus compañeros solo para sentirte mejor contigo misma.

No sabes dar una crítica constructiva, solo sabes lastimar con tus palabras.

4. Quieres tener la razón siempre.

Y eso estaría bien si realmente la tuvieras, pero no es así. Siempre te equivocas, no tienes idea de lo que pasa, tus argumentos son tontos o solo quieres ganar y esto te lleva a ser visto con una mujer desesperada por atención.

Porque no tienes nada bueno que aportar, pero te aferras a pensar que tienes todas las soluciones al alcance de tu mano, pero no es así.

Porque a la hora de la verdad no tienes idea de qué hacer.

5. No sabes ser líder.

Solo quieres ser vista como la mejor y la que no necesitó ayuda de nadie, pero nunca eres capaz de reconocer el trabajo de tus compañeros.

Por esto, te robas el crédito, no buscas ayuda o te la pasas gritando órdenes, pero nunca das el ejemplo de cómo se deben hacer las cosas ni tampoco tienes ideas buenas.

Te enfocas en que todo salga perfecto y que tú te veas bien, sin importar que los demás la pasen mal en el camino o hagan todo el trabajo por ti.

Síguenos en nuestras redes sociales: Facebook, TwitterInstagram y TikTok.

Advertisement