advertisement advertisement
Buscar
  • Escribe al menos 3 letras para buscar.

5 razones para NO conformarte con una relación que “funciona”

Que funcione no significa que te haga feliz...

¿Te sientes identificada?

Es muy común escuchar a mujeres y hombres decir que sus relaciones “funcionan”, pero nuestra duda es: ¿a qué se refieren con “funcionar”?

Te recomendamos

9 señales de que él no solo está interesado en ti… ¡Amiga, date cuenta!

7 tips para desintoxicar tu corazón y encontrar el verdadero amor

Si funcionar es tener una relación que ha resistido problemas y que aún están juntos, entonces hay un problema que debemos distinguir.

Una relación nos debe hacer felices, nos debe motivar, impulsar y dar paz.

Por supuesto, todas las relaciones deben superar problemas pero no sostenerse de ello.

Así que, para estar más conscientes de la forma en la que nos expresamos acerca de las relaciones amorosas, te dejamos 5 razones para no conformarte con una relación que “funciona”.

1. No eres tan feliz como crees.

Estás contenta con tu relación, pero de eso a que diario te sientas feliz y agradecida por tenerla, no.

Y, aunque sabemos que la felicidad puede ser una actitud o ciertos momentos cortos dentro de la cotidianidad, es fácil distinguir cuando hay felicidad y sólo costumbre o aceptación.

Si estás en una relación que ya lleva mucho tiempo, el hecho de que se conozcan con más profundidad puede hacer que ambos se sientan cómodos.

Esta comodidad no es lo mismo que felicidad.

2. Tienes la sensación de que hay algo más… y sí puede haberlo.

Si ya te has preguntado si lo que tienes en tu relación actual es lo máximo que se puede aspirar para sentir y compartir, algo no anda bien.

Ya sabes que puede ser que lo que tienes ahorita no es lo único y último, supones que puede haber algo más inspirador, lleno de paz o adrenalina.

3. No te sientes plena.

No estás viviendo con plenitud una relación que debería ser otro sector en el que te sientas bien contigo.

Es decir, te sientes bien pero sabes que te podrías sentir mejor.

4. Tus pensamientos no están instalados en el presente.

Así que en ocasiones divagas en tu pasado o fantaseas con tu futuro, ¿y tu presente? ¿Qué tanto te impulsa lo que estás viviendo para sonreír por las mañanas?

5. Te llenarás de frustración, ira, tristeza y cansancio.

Esta razón es clave porque todo lo anterior te irá desgastando emocionalmente, lo que provocará que te sientas mal exterior e interiormente.

Si después de leer esto, tienes una sensación de tristeza o de resignación, necesitas replantear tu relación.

Quizá sea tiempo de que hables con tu pareja y redefinan sus expectativas, díganse abiertamente si son felices o que está faltando/sobrando para que así sea.

No es que todo esté perdido, quizá sea el mejor momento para darse cuenta del rumbo real de sus vidas dentro de la relación.

Te sugerimos que no busques que tu relación funcione o cuando alguien te pregunte cómo va tu relación no digas que “funciona”.

Mejor, trabaja en encontrar las palabras que definen cómo te sientes en la relación:

Feliz, estancada, agradecida, desesperanzada, entusiasmada, desmotivada, enamorada, frustrada, comprometida…

Llamarle por su nombre facilitará la solución o mejorar lo que ya se tiene.

Estamos en Facebook

Te puede interesar

Esta es la forma en la que tus hijos serán más ordenados… ¡Comprobado!