advertisement advertisement
Buscar
  • Escribe al menos 3 letras para buscar.

3 formas en las que su cuerpo te demuestra que le encantas

¿Las está haciendo?

¡Presta atención!

Dicen que cuando le gustas a alguien se nota, y esto puede ser comprobado gracias a su lenguaje corporal.

Así como lo lees, su cuerpo te puede decir si le encantas o si no le interesas.

Te recomendamos:

Así se comporta un hombre cuando ya no te quiere

Me dijo que no creía en el matrimonio, me terminó y a los 6 meses ya se estaba casando

¡Échale un ojo al Facebook de Hey Hey Hello! 😉

Muchas veces, el lenguaje corporal dice lo que nosotras no podemos y esto también le puede pasar al hombre que tanto te gusta.

Advertisement

Si sientes que le gustas, pero no estás muy segura de ello, puedes prestar atención a las acciones que realiza cuando estás con él.

Porque de una forma indirecta te está dejando ver que le encantas y que siente lo mismo que tú, solo es cuestión de dar un paso, para acercarse más y volver real lo suyo:

El lenguaje corporal de un hombre cuando le gustas

1. Sonrisa.

Si él cada vez que te ve sonríe de una forma amplia y natural, es decir, con los labios relajados, muestra los dientes, se le ven las patas de gallo, es porque le encantas.

Te está sonriendo porque se siente feliz de verte y no puede evitar hacerlo.

Su lenguaje corporal te lo está dejando claro, sobre todo, cuando sus ojos también sonríen y se vuelven más grandes cuando te ve.

Unsplash

2. Postura. 

Si un hombre está interesado en ti y le gustas, siempre estará su cuerpo enfocado hacia ti.

Es decir, sus pies señalarán hacia donde tú te encuentras, también podrás ver que sus hombros y rodillas están en tu dirección.

Tal vez, lo puede ocultar al mover su cabeza hacia otra dirección, pero al tener sus brazos extendidos o dispuestos hacia ti, son señales de que le encantas.

Que su postura sea más relajada y “abierta” cuando tú estás con él, es una señal clara de que le gustas y que quiere dejarte entrar en su vida. 

3. Está tranquilo.

Las películas nos han hecho creer que si alguien se pone nervioso cuando está junto a ti, es porque le gustas, pero no es tan cierto.

Muchas veces, ese nerviosismo es sinónimo de incomodidad o intranquilidad, pero no es atracción ni gusto por la persona.

Sin embargo, si él se siente cómodo, tranquilo y feliz cuando está contigo, es porque le das calma y paz, es decir, le gustas. 

Síguenos en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

Advertisement