advertisement advertisement
Buscar
  • Escribe al menos 3 letras para buscar.

5 errores que una mujer inteligente no comete al comunicarse

¿Eres así?

¿Te estás comunicando de la forma correcta?

Una mujer con inteligencia social es aquella que ha aprendido a ser más empática con las personas que están a su alrededor. No comete errores de comunicación.

No solo oye lo que dice, escucha con atención, observa, está presente, cuida sus gestos y se comunica de forma asertiva.

Te recomendamos:

Los detalles para hacer feliz a tu pareja y mejorar su relación

Bárbara de Regil ofrece disculpas y se retira de Twitter

Ha aprendido a comunicarse de la forma correcta no solo en lo profesional también en lo personal.

Una mujer inteligente ha aprendido a tratar a los demás con respeto y amabilidad, pues quiere recibir este mismo trato de todo el mundo.

Y para hacerlo bien, ha evitado ciertos errores en su forma de comunicarse y actuar con los demás. Si tú quieres ser una, sigue leyendo para conocer lo que ya no debes hacer:

5 errores que una mujer inteligente no comete al comunicarse

1. Discutir por cosas sin sentido.

En ocasiones, nuestras emociones nos ganan y solemos hacer una tormenta en un vaso de agua, hacemos más grande el problema y terminamos discutiendo por cosas que no tienen sentido y no lo valen.

Lo mejor es respirar y hacer una pausa, decir: me parece interesante tu opinión, probablemente tengas razón, te importa si lo hablamos después de analizarlo.

De esta forma, evitarás malgastarte, no perderás tiempo ni energía. Al despejarte podrás pensar bien la situación y llegar a un acuerdo.

2. No prestar atención.

La buena comunicación no solo se trata de hacer sentir al otro aceptado y escuchado, el punto principal es observar para acercarte en el momento correcto.

Prestarles atención a las personas, aunque no estén cerca, así al tener una perspectiva podrán acercarse sin ser inoportunas.

3. No tener la mente abierta.

Las personas con inteligencia social se adaptan rápidamente a su comportamiento para “navegar” mejor en cualquier entorno en el que se encuentren.

Una gran parte de esta flexibilidad se reduce a ser de mente abierta. Realmente les gusta relacionarse y les fascina conocer cómo otras personas ven el mundo.

Los comportamientos como juzgar a las personas prematuramente, interrumpirlas y cerrarles la puerta cuando no coinciden con nuestros pensamientos, no es lo mejor.

4. Hablar mal de los demás.

Una mujer inteligente entiende que arrastrar el nombre de alguien por el barro no solo los hace quedar mal.

También hace que las personas se pregunten qué están diciendo sobre ellos cuando no están cerca.

Si quieres que la gente hable amablemente de ti, habla bien de los demás. Si tienes un conflicto con alguien arréglalo con esa persona directamente.

Una buena persona no comete este error, si lo evitas te ahorrarás problemas y chismes.

5. Robar el momento de otras personas.

Todos quieren ser el protagonista y rey de su propia historia, luchan para ser reconocidos por su arduo trabajo, es su ganancia después de tanto esfuerzo.

Por esto, no debes robarles ese momento, pues no solo te deja ver mal a ti, los hace pensar a ellos que no merecen ser aplaudidos o que su esfuerzo fue en vano.

No solo se trata de expresarte correctamente también es importante pensar en la otra persona, así evitarás malentendidos con tu pareja y en lo profesional.

Síguenos en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.